En el país más pequeño del mundo, la Ciudad del Vaticano, se encuentra una de las obras más grandiosas del Renacimiento: la Capilla Sixtina. Es la capilla de la Basílica de San Pedro y la estancia más conocida y valiosa del Palacio Apostólico, residencia oficial del papa. Este tesoro es conocido por todo el mundo tanto por su decoración como por ser el templo en el que se elige y corona a los papa. ¿La conoces?

La Capilla Sixtina, una maravilla renacentista

Su construcción, a cargo del arquitecto Giovanni de Dolci, se llevó a cabo entre los años 1473 y 1481, durante el mandato de Papa Sixto IV. Pero su arquitectura no es lo que más llama la atención sino los frescos que recubren paredes y techo por completo, muchos de ellos pertenecen a artistas como Botticelli, Perugino, Luca o Miguel Ángel.

Capilla sixtina (3)

El techo es una de las obras más impresionantes de la capilla. Estos frescos, que representan las nueve historias del génesis desde la Embriaguez de Noé hasta la Separación de la Luz de la Oscuridad, pertenecen a Miguel Ángel, que tardó cuatro años en pintarlos, desde el 1508 hasta el 1512. Años más tarde, el papa Pablo III le encargó decorar el ábside, tarea que le ocupó cinco años de su vida, desde el 1536 hasta el 1541.

Capilla sixtina (2)

La imagen más famosa es la Creación de Adán, que se encuentra en la parte central de la bóveda y representa la historia del Génesis en la que Dios da la vida a Adán. Y sobre el altar mayor se encuentra una de las obras maestras de Miguel Ángel, El Juicio Final. Este cuadro representa el Apocalipsis de San Juan en unas dimensiones de aproximadamente 13 por 12 metros.

La obra de Miguel Ángel no es la única destacable. En la pared sur pueden apreciarse los frescos de La vida de Moisés y en la del norte La vida de Cristo, fueron pintados entre 1481 y 1482 por artistas como Pietro Perugino, Sandro Botticelli, Cosimo Roselli, Domenico Ghirlandaio, Luca Signorelli y Bartolomeo della Gatta.

Capilla sixtina (1)

La pared oeste posee dos frescos que sustituyeron a los originales, pintados por Domenico Ghirlandaio y Luca Signorelli, tras el hundimiento del arquitrabe de la puerta en el año 1522. La resurrección de Cristo de Hendrick van den Broeck sustituyó el fresco de Domenico Ghirlandaio y la Disputa sobre el cuerpo de Moisés de Mateo Pérez de Alesio al de Luca Signorelli.

¿Conocías la Capilla Sixtina? ¿La has visitado ya? Porque quizá te interesará conocer 5 datos curiosos sobre la Ciudad del Vaticano.

Fotografías: Enrique Domingopululanteintermirifica.net,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.