El arte florentino encontró su máximo exponente en esta iglesia franciscana que poco a poco se fue convirtiendo en un símbolo de la nueva Florencia. Dotada de un atractivo especial, se trata de la iglesia franciscana más grande del mundo. Te explicamos algunas de nuestras razones para enamorarnos una y otra vez de la iglesia de Santa Cruz en tu visita a Florencia. 

La iglesia de las tumbas de artistas ilustres

La basílica de Santa Cruz en Florencia

Si tuviéramos que destacar algo de Santa Croce son las 300 tumbas, aproximadamente, que encontramos en la iglesia, y en las que encontramos lápidas con fechas que van desde el siglo XIV hasta el siglo XIX. Incluso podemos encontrar las tumbas de algunas personalidades como, por ejemplo, Galileo Galiei, Maquiavelo, Miguel Ángel o Lorenzo Ghiberti.

El origen del síndrome de Stendhal

Lo que la basílica de Santa Cruz en Florencia esconde

La basílica tiene el curioso honor de haber sido la que generara la definición para el trastorno denominado síndrome de Stendhal que consiste en una agrupación de síntomas como vértigos, mareos o cuadros de ansiedad súbitos generados por la presencia de obras de arte de gran belleza. El Síndrome recibe este nombre porque fue justo en este lugar que el escritor Stendhal sentiría precisamente todos esos síntomas.

Florencia y el arte

Lo que la basílica de Santa Cruz en Florencia esconde

Florencia es una de las ciudades más bellas que podemos encontrar en Europa y, concretamente, en Italia. Es una ciudad con un nivel cultural muy alto y con mucha historia relacionada con el arte. Es más, se dice que es la cuna del arte en Italia, la ciudad del humanismo. Es por eso por lo que en sus iglesias podemos encontrar algunas obras de artistas de la talla de Donatello o Giotto, entre muchos otros, en la impresionante Santa Cruz.

Información útil de la basílica de Santa Cruz

Lo que la basílica de Santa Cruz en Florencia esconde

La entrada a la iglesia de Santa Cuz es asequible. Con un precio genérico de 6 euros y diversos descuentos según las edades, es sencillo acceder a ella con un presupuesto medio. La visita incluye las capillas, el museo y salas menores además de los magníficos claustros que hay en todas las construcciones clásicas de Florencia. El horario varía, aunque a diario de lunes a viernes abre a las 9:30 horas hasta las 17 horas.

Un viaje a cualquier rincón de Italia como la bella Capri siempre es una experiencia inolvidable. Te proponemos que compartas tu experiencia, si ya la has vivido, en la basílica de Santa Cruz. ¡Comparte si te ha encantado!

Imágenes: wikimedia commons, museumsinflorence .

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.