En plena Europa occidental se erige una nación que, con más de dos milenios de historia, ha dado mucho de que hablar a la humanidad. Tanto hechos oscuros que han ennegrecido al planeta como otros que han simbolizado crecimiento, desarrollo y belleza, identifican a la República Federal de Alemania. En esta oportunidad conoceremos qué ver en Wurzburg, una ciudad alemana que nos recuerda lo mejor de las glorias pasadas.

Paisajes de bosques poblados, infinitas cadenas montañosas, caudalosos ríos y playas en el mar del Norte forman parte de las bellezas naturales del país. Las ciudades de Alemania son alucinantes y de un desarrollo urbano fantástico. Berlín, Múnich y Fráncfort le aportan una dinámica vida citadina, plena de opciones para vivir el arte, la gastronomía y la cultura.

Entre las curiosidades de Alemania tenemos que el hecho de negar el holocausto es considerado un delito, que se paga con costosas multas, e incluso años de cárcel. Este terrible suceso se suma a los ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial. Durante este conflicto bélico, la ciudad de Wurzburg quedó prácticamente destruida, a causa de los bombardeos ingleses. Pero el pueblo alemán bien ha sabido recuperarse de aquellas épocas trágicas, demostrando el empuje y capacidad de su gente.

Wurzburg es en la actualidad una hermosa ciudad, que conserva restos de estructuras históricas de enorme valor y se distingue por una belleza clásica europea que te hará querer internarte en sus calles. Acompáñanos en El Viajero Feliz a descubrir los mejores lugares que ver en Wurzburg.

Qué ver en Wurzburg: 10 lugares que no puedes perderte

1. Residencia de Wurzburg

Residencia de Wurzburg

Si eres de los viajeros que disfrutan con las más variadas expresiones y tendencias arquitectónicas, este plan seguro te encantará. La Residencia de Wurzburg es una imponente construcción de estilo barroco que se erige en la parte antigua de la ciudad, y encabeza el listado de los mejores sitios que ver en Wurzburg. Más de sesenta años se llevó su construcción, que inició en el año 1719 y no culminó hasta 1780. La importancia de esta residencia a nivel arquitectónico es comparable con la del parisino Palacio de Versalles.

Su función original fue servir de vivienda para los obispos de la ciudad. El palacio fue ordenado por el mecenazgo de los príncipes-obispos Lothar Franz y Friedrich Carl von Schönborn, quienes para su decoración buscaron a los más expertos arquitectos y decoradores de la época. Las más exquisitas pinturas, esculturas y ornamentados jardines complementan la belleza del edificio, que fue declarado en el año 1981 como Patrimonio de la Humanidad según la Unesco.

2. Old Main Bridge

Old Main Bridge

Si buscas un lugar absolutamente emblemático en Wurzburg para hacer tus mejores postales de viaje, no puedes dejar de recorrer este viejo puente, uno de los más representativos símbolos de la ciudad. Los inicios de su construcción se remontan al año 1473, fecha en la que comenzó a levantarse sobre el río Meno para reemplazar el puente románico que estuvo en el mismo lugar y fue destruido. Se culminó al fin en 1543. Es en la actualidad el puente de piedra más antiguo de la ciudad y su extensión puede ser recorrida solo por peatones.

En el año 1730 el puente sufrió una intervención que se mantiene hasta hoy como uno de sus principales atractivos. Se encargó a los artistas Claude Curé, que había trabajado en el Palacio de Versalles, y a los hermanos Becker la construcción de doce monumentales estatuas realizadas en arenisca. Once de ellas representan a santos conocidos. La doceava es la representación del emperador Pipino. Este puente con sus fantásticas estatuas es definitivamente uno de los mejores espacios que ver en Wurzburg.

3. Fortaleza de Marienberg

Fortaleza de Marienberg

En la orilla izquierda del emblemático río Main se alza la fortaleza de Marienberg, una edificación icónica de la ciudad que sirvió de hogar a los príncipes-obispos locales durante casi cinco siglos. Su construcción puede rastrearse hasta los lejanos siglos XVI al XVIII. Su estilo varía entre el renacentista y el barroco.

Los bombardeos británicos ocurridos cerca del fin de la Segunda Guerra Mundial, en marzo de 1945, generaron graves daños en la estructura. Su reconstrucción total no ocurrió sino hasta 1990. A partir de ese momento se ha consolidado como uno de los mejores sitios que ver en Wurzburg. Además de su impresionante fachada y áreas externas, alberga en su interior dos interesantes museos.

4. Marienkapelle

Qué ver en Wurzburg: Marienkapelle

En medio de la pintoresca Plaza del Mercado se erige uno de los infaltables que debes agregar a tu lista de lugares que ver en Wurzburg. Se trata de una colorida iglesia católica romana que se erige en donde antes hubo una sinagoga. Esta fue destruida en un pogromo, forma en la que se llamó a una serie de persecuciones y masacres que se hicieron contra la comunidad judía, por acusarlos de ser culpables de los brotes de peste negra ocurrida en Europa desde 1348 hasta 1351.

Luego de destruirse la sinagoga, el obispo Gerhard von Schwarzburg motorizó la reconstrucción en forma de capilla. Las obras iniciaron en el año 1377, y aunque no existe claridad sobre la fecha de su culminación, se sabe que el coro fue consagrado en 1392. A pesar de su gran tamaño, esta iglesia solo tiene facultades de capilla y es administrada por la catedral de la ciudad.

Si bien su fachada es muy atractiva, el interior resguarda algunas joyas del arte, como las notables esculturas de Adán y Eva de Tilman Riemenschneider. Al salir de la iglesia, también podrás pasear por la Plaza del Mercado y disfrutar de vivir por un momento los hábitos y costumbres de los lugareños.

5. Catedral de San Kilian

Catedral de San Kilian

Una auténtica obra de arte es la hermosa Catedral de San Kilian. Fue nombrada en honor al sacerdote irlandés Kilian, quien tuvo una importante labor de evangelización en Alemania, llegando incluso a ser nombrado obispo. Como ocurre con otros centros religiosos de Alemania, el terreno sobre el cual se alza esta Catedral fue la sede de otras dos iglesias, construidas alrededor de los años 787 y 855. Ambas fueron destruidas por circunstancias diferentes.

La actual edificación empezó a construirse en el año 1040 por órdenes del obispo Bruno de Wurzburg. Después de su muerte, en 1045, su sucesor terminó la tarea de la construcción treinta años más tarde, en el año 1075. Con una longitud total de 105 metros, la Catedral de San Kilian es el cuarto edificio románico más grande de la Iglesia en Alemania, y uno de los mejores lugares que ver en Wurzburg. Está considerada una obra maestra de la arquitectura alemana de la época de la dinastía francona. Su interior alberga esculturas y ornamentos alucinantes.

6. Käppele Sanctuary

Käppele Sanctuary

Una encantadora historia acompaña el nacimiento del santuario Kappele. Se cuenta que en el lejano año de 1640 un pescador local erigió una piedad, es decir, una pequeña escultura de la Virgen María acunando el cadáver de Jesucristo. La pieza se ubicó en los terrenos en los que funcionaba un viñedo. Una década después, se reportaron cuatro curaciones milagrosas que se vincularon a la estatua. Fue entonces cuando se construyó una primera capilla a su alrededor.

Con el tiempo se conocieron otras curaciones milagrosas que empezaron a atraer peregrinos al sitio. Fue así como la capilla sufrió una primera ampliación, entre los años 1690 y 1713, y posteriormente una segunda, entre 1748 y 1750. Actualmente está considerada uno de los lugares más valiosos e interesantes que ver en Wurzburg.

7. Franconia Fountain

Franconia Fountain

Como bienvenida ideal para la Residencia de Wurzburg se alza la Franconia Fountain, una estilizada y suntuosa fuente en cuyos detalles puedes detenerte por largo rato. Fue levantada en el año 1894 en honor del príncipe Leopoldo de Baviera. Desde 1981 está considerada, junto al palacio, la plaza y los jardines como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Esta fuente es un imperdible lugar que ver en Wurzburg, especialmente si eres de los viajeros amantes de la fotografía. Su visualización con la majestuosa Residencia de fondo es una de las mejores postales de la ciudad.

8. Oberer Markt

Oberer Markt

Si eres de los viajeros que disfruta internarse en la cotidianidad de cada ciudad que visita, adentrándose en los usos y costumbres propios de los locales, no te puedes perder una visita a la pintoresca Plaza del Mercado. En pleno casco antiguo de Wurzburg se erige este encantador espacio repleto de mercados regulares, así como de variados festivales y eventos.

La Plaza se divide en dos grandes áreas: el mercado superior, orientado hacia el este; y el mercado inferior, hacia el suroeste. Este último se distingue por una curiosa y característica fuente de obelisco. Visitar la Plaza es un plan ideal para pasar una agradable tarde de paseo. En sus alrededores encontrarás múltiples cafés y bares en los que sentarte a ver un atardecer alemán.

9. Sternplatz

Qué ver en Wurzburg: Sternplatz

Sternplatz significa literalmente «estrella cuadrada». Se trata de una linda plaza en cuyos espacios encuentras comercios, cafés con agradables terrazas y bancos. Entre sus atractivos más destacados está una curiosa fuente con forma de estrella que fue construida en 1987.

El escultor fue L. C. Forster, encargado de la fabricación de las figuras míticas que la componen: una ninfa, un Fauno, un grupo de tritones y un pez de bronce que arrojan agua hacia el centro. Si te gusta el arte antiguo, debes incluir esta plaza y su fuente entre los lugares que ver en Wurzburg.

10. Casco antiguo de Wurzburg

Casco antiguo de Wurzburg

Sea cual sea la ciudad que visites, generalmente el casco histórico siempre es un imprescindible, y Wurzburg no es la excepción. La Plaza del Mercado, el histórico Ayuntamiento con la torre Grafeneckart, el modelo de la ciudad destruida de Wurzburg después de la Segunda Guerra Mundial y el Puente Viejo, con su fantástica vista a los viñedos, son parte de los atractivos que encontrarás.

Ahora, si tu interés es ir de compras en esta hermosa ciudad, no te puedes perder un paseo por la calle Schoenbornstrasse, la principal arteria comercial, repleta de las más variadas tiendas. Arquitectura medieval, historia y belleza natural, se suman para hacer de Wurzburg uno de los mejores destinos de Alemania.

¿Qué te ha parecido nuestro recorrido por los lugares imprescindibles de Wurzburg? ¿Conoces algún otro que debamos incluir en la lista? Recuerda que entre todos conformamos el conocimiento viajero, por eso valoramos mucho los comentarios de nuestros lectores. ¡Esperamos leerte!

¿Te animas a conocer esta hermosa e histórica ciudad alemana? Si ya tienes en tus planes volar hasta Alemania, también te pueden interesar:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.