Vota el post!

Las cigüeñas… esos simpáticos animalitos que cargados con un saquito nos traían ese deseado hermanito, o por lo menos eso nos contaban. Seguro que entonces todos nos hicimos la misma pregunta: ¿De dónde traerán las cigüeñas a mi hermanito? Hoy esa romántica imagen podemos contemplarla en los tejados de una la ciudad austríaca de Rust, en la región de Burgenland, donde cada año miles de cigüeñas construyen sus nidos en sus tejados. Muchas de ellas, según dicen los habitantes de la zona, se han establecido allí permanentemente. ¿Vemos qué tiene de especial este lugar?

Rust, de donde vienen las cigüeñas

Las cigüeñas  no son las únicas que eligen Rust para descansar, ya que este pintoresco pueblecito es una de las localidades preferidas por los ciudadanos del norte de Europa para pasar las vacaciones.

Rust Zentrum

El microclima de Rust, su posición estratégica cercana al maravilloso lago Neusiedler y la buena mezcla de las culturas húngaras y austríacas la convierten un el centro vacacional perfecto. Su Centro Histórico es precioso; está compuesto por casas y edificios, plazas y patios de los siglos XVI-XIX, los cuales han mantenido sus hermosas fachadas en los estilos renacentistas y barrocos, con sus ventanales y molduras. Los portales con sus arcos, así como sus escalares cubiertas, le han conferido al corazón de esta localidad el reconocimiento UNESCO como bien arquitectónico.

Iglesia de los Pescadores

Si das un paseo por el pueblo descubrirás rinconcitos llenos de encanto como este. Es la conocida como Iglesia de los Pescadores, que se encuentra dentro de las viejas murallas de la ciudad.

El templo fue construido sobre los cimientos de otro anterio,r del cual aún se conservan ciertos elementos como la torre y el muro occidental, que son del s. XII. El resto fue añadido entre los siglos XIII y XIV. En su interior podemos contemplar preciosos frescos, un maravilloso altar en piedra en la capilla de la virgen, así como un órgano que es el más antiguo de toda la región. Como la acústica de la iglesia es sensacional, es aprovechada como sala de conciertos, ya que en la actualidad la iglesia tiene sólo la función de museo.

Leltischen Höhensiedlung Burg

Si el pueblo te está pareciendo una monada, no lo son menos los alrededores de infinitos prados verdes, salpicados de viñedos, ideales para pasear en bicicleta. Paseando puedes acercarte a ver este curioso museo al aire libre. Se trata del keltische Freilichtmuseum am Burgberg en Bucklige Welt, es un recinto arqueológico del 480 en el que encontramos un poblado celta, aunque se han encontrado evidencias de estar habitado ya en la Edad del Bronce.

Weinakademie

Si tras tanta caminata se te abre el apetito, pásate por Weinakademie de Rust, la Academia del Vino de Rust. Es una especie de bodega/museo donde se puede asistir a catas, ya que Rust como todos los pueblos de la zona tiene una larga tradición vinícola, encontrándose sus vinos entre los mejores del país: Beerenauslese, el Eiswein o el Ruster Ausbruch son algunos de ellos. Un buen regalo recuerdo, ¿no?

Neusiedler Rust

No olvides que Rust es también marinera, eso sí, de agua dulce. No obstante, su puerto y embarcadero nada tienen que envidiar a uno de mar. Lleno de veleros y pesqueros, también verás curiosos palafitos que son toda una delicia, y eso sin contar con el toque romántico que tiene el lugar…

Espero que, como a las cigüeñas, Rust te haya cautivado tanto como a mi. ¡Compártelo con tus amigos y compartid con nosotros vuestras impresiones!

Imágenes: Ian Parker, Irvine Short, ika6_, Roger Kolbu, Bwag, Christoph Brandl,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.