Tienes unos días libres y quieres hacer un viajecito. Ahora te toca planearlo todo minuciosamente para disfrutar sin preocupaciones de ese deseado descanso porque un buen destino no lo es todo y mucho menos si tu compañero de aventuras camina a cuatro patas, ya sea un gato, un perro o un dulce conejito del que no te puedes y no quieres separarte. Veamos, entonces, qué debemos tener en cuenta para que nuestra escapada sea todo un éxito.

Viajando con mascotas en avión, ¿qué debo saber?

Si ya tienes claro el destino y para alcanzarlo necesitáis tomar un vuelo, lo primero quizás sea la elección de la compañía, pues dependiendo del tipo de mascota puede ser o no aceptada. Incluso hay compañías que no admiten ningún tipo de animal de compañía así que ¡ojo!

Nos centraremos entonces en las compañías que admiten turistas de cuatro patas. Por suerte tienes un amplio abanico de aerolíneas donde elegir desde Air Europa, Iberia, Alitalia, Air France, Lufthansa, Delta Airlines, British Airways, Meridiana y algunas más. Pero, si buscas ofertas o lowcost debes saber que Vueling también admite mascotas, así que ya podéis ir mirando precios y horarios de acuerdo a vuestras exigencias.

Haciendo un repaso a las condiciones generales que imponen las compañías para el trasporte aéreo de amigos peludos encontramos que, dependiendo del peso, nuestro compañero podrá acompañarnos en el pasaje o le harán viajar en bodega. En cualquier caso, te hará falta un trasportín homologado suficientemente grande como para permitir que se ponga en pie y se tumbe cómodamente. Ten en cuenta también que deberás facturarlo como si de una maleta se tratase así que, para no llevarte disgustos, intenta estar dos horas antes del cierre del gate en el aeropuerto y, de todas formas, lee detenidamente las normas de la compañía que hayáis elegido para vuestro viaje.

MaletaOtro aspecto a considerar es el equipaje de nuestro amigo. ¡Sí! No creas que por no ir vestidos no tienen necesidad de llevar maleta, pues sí conviene que prepares un bolso con su comida habitual, agua, así como su plato y bebedor. También su colchoncito, una toalla, la correa para el paseo, las bolsas para las deposiciones y toallitas húmedas para limpiarle, en caso que sea necesario. Además, de su documentación y, para terminar, su billete. ¡Porque hombre prevenido vale por dos!

VeterinarioDependiendo del destino elegido, será necesario hacer una visita al veterinario con la debida antelación, pues hay compañías como Iberia  que requieren un certificado médico satisfactorio que acredite que nuestra mascota ha sido vacunada debidamente. Por lo que respecta a la documentación, será también el veterinario el que nos proporcionará el Libro Sanitario Internacional necesario para viajes fuera de nuestras fronteras y, en el caso de que tu mascota no tenga aún el microchip identificativo, es absolutamente necesario ponerlo, ya que es un requisito fundamental para cualquier tipo de desplazamiento. Si vuestra mascota es asustadiza e inquieta, aprovecha la visita al veterinario para pedirle que te recete algún tipo de tranquilizante para que el viaje no sea un tormento.

77879BB2-3C7B-4C4E-A4D3-9FC5FCE856C1Para atenuar el estrés que implica el viaje a nuestro compañero, una táctica muy eficaz es la de cansarles haciendo ejercicio, corriendo en el parque y jugando para que consuman energía. Así, durante el vuelo, estarán tan casados que no se enterarán siquiera que están volando. Antes de subir en el avión asegúrate que de que haya bebido y hecho sus necesidades para que pueda relajarse durante el vuelo. ¡Buen Viaje!

Espero que te haya sido útil la información que te hemos proporcionado en este artículo. Déjanos tu opinión y no te pierdas Curiosidades sobre aeropuertos.

Imágenes: ana cabaleiro, Viaggio Routard,Big Max Power (BMP), Magazine Mascotas, David Quiroz Lopez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.