Situado entre las provincias españolas de Huesca y Lleida, el desfiladero de Mont-rebei es uno de esos lugares maravillosos, impresionantes y, sobre todo, inolvidables. Y lo es por su belleza y por el sendero que permite recorrer esta joya de la naturaleza. Prepárate porque vamos a hacer un recorrido solo para valientes, pero realmente increíble.

Congost de Mont-rebei, un sendero espectacular

Este imponente desfiladero es la parte más estrecha del cauce del río Noguera Ribagorzana. Aquí el agua discurre entre paredes completamente verticales que alcanzan los 500 metros de altura. Mientras, en su parte más estrecha, el desfiladero apenas alcanza los veinte metros.

Congost-de-Mont-rebei

Un paraje que permanece prácticamente virgen ¿La razón? La ausencia de buenas comunicaciones con la zona. Esto es lo que ha permitido que hoy se pueda admirar un paisaje único, de una riqueza natural espectacular y, afortunadamente, aún poco concurrido.

¿Cómo se puede disfrutar de la espectacular belleza de Congost de Mont-rebei? Tú eliges: puedes hacerlo siguiendo el curso del río en kayak o por tierra, en bicicleta o a pie. En el caso de que prefieras tierra firme hay varias rutas de distinta duración y dificultad. Lo habitual es comenzar en el acceso de La Masieta, aquí se toma un increíble camino excavado en la roca que permite recorrer el desfiladero.

Congost-de-Mont-rebei

Es un camino sencillo pero increíble, ya que vas caminando por el mismo borde del desfiladero y puedes contemplar las magníficas paredes que lo forman. Pero no te preocupes, el sendero está bien acondicionado e incluso dispone de bancos en algunos puntos del recorrido para que puedas descansar.

¿Te ha sabido a poco y estás dispuesto a vivir experiencias algo más fuertes? Si tienes ánimos, pero no vértigo, hay dos puntos que no deberías perderte. El primero de ellos es el puente colgante del barranco de Sant Jaume, que se suspende a 40 metros de altura sobre el río.

Congost-de-Mont-Rebei

El segundo punto del que vamos a hablarte no es apto para miedosos: unas impresionantes escaleras de madera que se elevan por una pared en vertical. Las escaleras que llevan al albergue de Montfalcó, desde luego, quitan la respiración, pero la experiencia y las vistas merecen la pena. Por cierto, si crees que el esfuerzo de subirlas va a ser demasiado y no temes las alturas, puedes hacer la ruta en sentido contrario y bajar las escaleras.

Congost-de-Mont-Rebei

El Congost de Mont-rebei no solo te va a proporcionar una maravillosa experiencia y unas vistas fantásticas, si tienes suerte tal vez puedas contemplar algún ejemplar de la extraordinaria fauna que habita este lugar, especies como el quebrantahuesos, el águila dorada o el buitre anidan en este desfiladero.

¿Preparando la mochila para recorrer el Congost de Mont-Rebei? Seguro que sí. Vivirás una aventura inolvidable, como la que puedes vivir en el Caminito del Rey, en Málaga.

Imágenes: Jordi Montillathierry llansadesElectró LliureJoan Grífols.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.