Vota el post!

Catar, con apenas 200.000 habitantes, ha iniciado una auténtica revolución urbanística y se está convirtiendo, poco a poco, en algo más que una reserva de petróleo y gas natural. Sin embargo, Doha, el auténtico corazón de Catar, ya tiene suficientes razones como para convertirse en un lugar perfecto para visitar.

La cuna de Doha

Dhow Harbour

El nacimiento de la ciudad tuvo lugar en Dhow Harbour, un pequeño pero encantador puerto en el que aún hoy pueden contemplarse numerosas embarcaciones tradicionales que fueron utilizadas para pescar y recolectar perlas. Estas embarcaciones están hechas de madera y tienen una característica vela triangular, conocida como dhow, y actualmente se utilizan para viajes de placer y ocio.

Dhow Harbour

Dhow Harbour

Museo de Arte Islámico

El Museo de Arte Islámico, una pirámide de cubos blancos diseñada por el célebre arquitecto I.M. Pei, conocido por su pirámide de cristal que da acceso al conocido Museo del Louvre, guarda en su interior una importante y valiosa colección de obras de arte islámico.

At the Museum of Islamic Art Park

Museo de Arte Islámico

Este museo es importante tanto por el número como por la calidad de sus obras y numerosas cerámicas, tapices, manuscritos, instrumentos científicos,… llenan sus vitrinas.

La auténtica Doha

Aunque Doha se caracteriza por su aspecto tradicional, la revolución urbanística provocó que en el 2004 se levantaran edificios de acero, hormigón y vidrio. Ni los rascacielos, que pueden verse desde el mismo puerto o museo, ni las autopistas tienen características tradicionales. Sin embargo, el Souq Waqif es uno de los pocos lugares que aún guarda aspectos tradicionales árabes.

Souq Waqif

Souq Waqif tiene un fabuloso mercado, cubierto y ventilado, en el que pueden conseguirse fácilmente auténticas piezas artesanas, especias, té, incienso y otros productos auténticamente árabes, y los precios siempre pueden regatearse. También es obligatorio visitar los increíbles y fantásticos jardines de Al Rumailah, zona ideal para pasear, relajarse y hacer una pequeña pausa. Para aquellos que quieran disfrutar de las compras, el City Center Mall puede tener a cualquiera entretenido unas cuantas horas.

En el Zoco de los Halcones puede conocerse la parte más pintoresca de Doha. Ninguna mascota puede compararse a las de este lugar porque los halcones más espectaculares se exhiben en este peculiar mercado en el que puedes adquirir un ejemplar y cualquier tipo de complemento.

En la avenida Corniche, un paseo que recorre toda la bahía, se alza el Emiri Diwan, el increíble palacio del siglo XXI en el que vive Emir y desde donde su gobierno administra todo el territorio.

Emiri Diwan

Emiri Diwan

Un nuevo aeropuerto y otros proyectos

La ciudad cultural de Katara fue una auténtica revolución, fue inaugurada en el 2010 y desde entonces no ha dejado de ofrecer todo tipo de actividades culturales y artísticas: teatro, ópera, exposiciones de fotografía, talleres,… También hay numerosos restaurantes y cafeterías aunque su mayor atractivo es el anfiteatro. Y The Pearl es una urbanización de lujo y el único lugar en el que un extranjero puede adquirir bienes inmuebles.

The pearl

The Pearl

Recientemente se ha inaugurado en Doha un aeropuerto internacional que recibe cientos de vuelos diarios. Este hecho ha aumentado el turismo en esta bonita ciudad que durante años no se ha tenido demasiado en cuenta como destino turístico. Además, este aeropuerto dispone de piscina, spa y gimnasio. Ya no tienes excusa, ¿para cuándo un viaje para conocer de cerca un trocito árabe?

Fotografías: Abraham PuthoorOmar ChatriwalaMichael GraffinKenji PunzalanSteven Byles