En El Viajero Feliz escogimos los pueblos de Vizcaya más bonitos para visitar, aquellos que rescatan la historia y tradiciones del País Vasco o Euskadi, que se encuentra bañado por la costa del mar Cantábrico. Toma atenta nota, porque ya comenzamos este listado de los pueblos más bonitos de Vizcaya.

Muchos de estos pueblos resguardan monumentos insignes y murallas medievales, que podrás admirar y guardar gratos momentos, junto a los símbolos de esta región vasca. ¿Nos acompañas?

Los 10 pueblos más bonitos de Vizcaya

1. Gernika

El Guernica de Picasso

La ciudad de Gernika revive la memoria de la Guerra Civil española. ¿Recuerdas el famoso Guernica de Pablo Picasso? Pues te contamos que el artista se inspiró en esta ciudad para su obra insigne. Esta obra plasma el bombardeo que destruyó más del 70% de esta ciudad. La obra la puedes ver exhibida en el Museo Reina Sofía en Madrid.

En esta ciudad podemos apreciar muchos monumentos y edificios que se mantuvieron incólumes desde tiempos inmemoriales. Uno de ellos es la Casa de Juntas, un monumento que simboliza la democracia y los derechos históricos para los vascos. Otros que no te puedes perder en tu visita son el emblemático Árbol de Guernica, el Museo de la Paz y de Euskal Herria.

En esta comarca de Busturialdea y el área natural de Urdaibai, encontramos otros sitios de interés de los pueblos de Vizcaya, muchos de ellos sirvieron como refugio para salvaguardar vidas, durante esta guerra.

Algo que no podemos perdernos es el tradicional mercado, con más de 600 años de historia. Este se lleva a cabo todos los lunes en la plaza principal. Allí podemos degustar gran variedad de productos locales de los granjeros de la zona.

2. Lekeitio

Lekeitio

Si eres un apasionado de la fotografía, has llegado al lugar perfecto para capturar la imágenes de los mejores atardeceres que se fusionan con su singular arquitectura. Podemos llegar a Lekeitio desde Bilbao en automóvil o autobús en 1 h 42 min, en un placentero viaje donde disfrutamos de lindos paisajes.

Entre los lugares de interés que podemos visitar en Lekeitio está la Basílica de la Asunción de Nuestra Señora de Lekeitio, una de las iglesias más bonitas de Vizcaya. De esta basílica llama la atención su estilo gótico del siglo XV. Además, fue declarada Monumento Nacional y alberga el Retablo Mayor de la Virgen.

Entre otras de las cosas que ver en los pueblos de Vizcaya, podemos detenernos y admirar la Torre Turpin de estilo gótico-renacentista del siglo XVI, el Palacio de Uriarte y las murallas del siglo XV.

No podemos perdernos una vuelta por la playa de Ondarzábal para encontrarnos un barco pesquero de mediados del siglo XX, que en la actualidad ha sido remodelado y convertido en museo.

3. Elantxobe

Pueblos de Vizcaya

A 50 km de Bilbao nos encontramos otro de los pueblos más bonitos de Vizcaya. Elantxobe se encuentra rodeado de pintorescas casas sobre la ladera del cabo Ogoño. Sus calles empedradas nos conducirán hasta memorables lugares históricos y naturales.

Podemos asomarnos y recibir la brisa del mar Cantábrico desde uno de los miradores de este pueblo de tradición marinera. Allí tiene lugar la fiesta popular Madalen Eguna, un festejo en el que se puede observar la regatta que va hasta la Isla de Ízaro. Y durante la noche, es interesante ver cómo se prende el ambiente de fiesta. Otra de las cosas que hacer en el lugar es caminar por el puerto donde se concentran bares y deliciosos restaurantes, lugares ideales para degustar la gastronomía local.

4. Getxo

Getxo

El puerto viejo de Algorta nos da la bienvenida a uno de los pueblos bonitos de Vizcaya para visitar. Este pintoresco pueblo, ubicado a tan solo 20 min de Bilbao, se encuentra a orillas de la Bahía del Abra y en él respiramos el olor a mar y a tranquilidad. Aquí encontraremos además del hermoso puerto, paisajes naturales también sublimes, playas y acantilados. No te pierdas tampoco el Puente Bizkaiael Puente Colgante, una obra arquitectónica de 1893 que une los dos márgenes de la ría.

Tampoco dejes de visitar la ermita de San Nicolás de Bari, el molino de Aixerrota, las playas y acantilados de Punta Galea y el paseo de las Grandes Villas. Estos son apenas algunos tesoros que esconde el pueblo vasco. Además, puedes recorrer sus parajes naturales entre bosques y acantilados y disfrutar de unas impresionantes vistas costeras.

5. Mundaka

Mundaka

Localizado cerca a la desembocadura del río Mundaka y en en la reserva natural de Urdaibai, esta población de origen vikinga fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. En ella podemos disfrutar el gusto por la playa, por la historia y por su arte culinario. Uno de los planes favoritos en el lugar es la práctica del surf, si lo tuyo son las olas.

No dejes de visitar el puerto de casas y construcciones medievales con una excepcional vista a la costa. En su casco antiguo nos encontramos con la fabulosa ermita de Santa Catalina, que data del siglo XIX. De espaldas al mar, en un hermoso mirador, hallamos la Iglesia de Santa María, una obra de estilo románico del siglo X. Allí podemos apreciar las obras de arte y torres neogóticas. Y, como todos los asentamientos medievales de estos pueblos de Vizcaya, también podemos apreciar los restos de una muralla del siglo XIX.

6. Orduña

Orduña

Esta población es conocida como un paraíso natural. Como si fuese poco, es uno de los pueblos de Vizcaya con gran encanto, pues te hallarás en un hermoso enclave entre las provincias de Álava y Burgos.

Esta ciudad fue declarada Monumento Histórico en 1997, gracias a sus interesantes edificios, iglesias y palacios, exponentes del arte gótico y barroco. Entre ellos, encontramos la iglesia de la Sagrada Familia o el Santuario de Nuestra Señora de La Antigua, donde podemos observar un hermoso retablo de la patrona de la ciudad. Entre otros edificios de estilo renacentista encontramos el Palacio Ortés de Velasco, el Mimentza o el Palacio de Velasco.

Podemos recorrer sus callecitas y encontrarnos con los restos de la antigua muralla que rodea el casco histórico. Esta muralla de 1.8 kilómetros de largo solo conserva un 65% de su construcción.

Sus alrededores son ideales para el senderismo y la práctica de deportes como bicimontañismo y escalada en los picos de la Montaña de Salvada. También podrás disfrutar de la espeleología entre sus cañones y ¿qué tal realizar paracaidismo para observar el maravilloso valle rodeado por montañas? ¿Te animas a lanzarte?

7. Bermeo

Bermeo

Si visitamos los pueblos bonitos de Vizcaya, no puede faltar Bermeo. Está localizado a tan solo 10 min de Mundaka y es un lugar muy apetecido por sus hermosas playas. Puede llegar en un recorrido imprescindible en tren. De esta manera, podrás admirar el precioso paisaje que se levanta en la línea costera y los pueblecitos que le circundan.

Una vez llegues allí, lo primero que te toparás es el antiguo puerto, que se abre como telón de fondo. No te pierdas en este pueblo, de tradición marinera, los deliciosos platos culinarios pintxos o un marmitako, mientras contemplas un hermoso atardecer en el lugar.

Otra visita imprescindible es a su casco antiguo, en donde es preciso entrar al museo dedicado a los pescadores vascos «arrantzales» para conocer la historia y tradiciones de estos pueblos costeros de Vizcaya.

8. Balmaseda

Puente de Balmaseda

A tan solo 30 km de Bilbao, nos encontramos con Balmaseda, un poblado en medio del Valle de Mena y muy cerca del río Cadagua. Es uno de los pueblos bonitos de Vizcaya, tal vez, el más antiguo. Debido a su ubicación estratégica entre Castilla y los puertos del Cantábrico, representa un importante enclave comercial en España. Cuenta de igual manera con un interesante patrimonio cultural, histórico y natural.

En 1199 fue nombrado como una villa, y es de observar intacta su muralla medieval. Puedes pasearte por la plaza del pueblo y apreciar el palacio que alberga el Ayuntamiento de Balmaseda, que data del año 1743. Esta es una maravillosa obra del arquitecto Marcos de Vierna y Pellón, en el que destaca el pórtico para acceder al edificio.

Uno de los lugares más impresionantes es el hermoso puente medieval Puente Viejo, que atraviesa el río Cadagua. Consta de 3 arcos y fue paso obligado de los mercaderes que viajaban entre Castilla y la costa vasca.

Puedes recorrer su casco antiguo, sus estrechas calles y llegar hasta la Plaza de San Severino. En la plaza podemos admirar la arquitectura del lugar y, si te apetece, degustar algo de la gastronomía del País Vasco.

Otra de las cosas imprescindibles que visitar en los pueblos de Vizcaya es el Museo de Boinas La Encartada. Se trata de una antigua fábrica de boinas y mantas de la época de la Revolución Industrial, donde podemos ver la maquinaria que se utilizaba para la producción. Otro de los museos que podemos visitar es el Museo de Historia Villa de Balmaseda, ubicado en el interior de la iglesia de San Juan del Moral.

No dejes de conocer el Palacio Horkasitas en pleno centro de la ciudad. Pues nos invita a contemplar la belleza de su fachada y sus jardines. Otro atractivo es la Iglesia San Severino, del siglo XV, que se emplaza sobre la antigua muralla.

9. Plentzia

Pueblos de Vizcaya

Plentzia es uno de los mejores pueblos costeros de Vizcaya y lugar de veraneo en Euskadi. Este lugar acoge visitantes por sus bellas playas y su casco antiguo con reminiscencias medievales. Este lindo rincón ofrece hermosos lugares para recorrer y alrededores de naturaleza para disfrutar y hacer muchas actividades tanto en el mar como en el río.

Lo primero que salta a nuestra vista es el puente que une la estación del Metro de Bilbao con el casco antiguo de la ciudad. Un plan inolvidable es recorrer su paseo marítimo y atravesar el puente vanguardista.

Llegamos a la hermosa Plaza del Astillero, donde se emplaza el Ayuntamiento, y el recorrido nos lleva a la plaza central de Plentzia, otro lugar con mucho encanto. En esta plaza observamos una pérgola en el centro, una fuente y un parque para los más pequeños.

Pero el atractivo principal de Plentzia es su puerto con veleros y barcos de pesca, que emana gran tranquilidad. Alrededor del puerto encontramos varios bares con terraza que ofrecen un ambiente agradable y vistas preciosas.

De las actividades que puedes hacer en Plentzia, además de disfrutar de baños en las aguas cristalinas del mar, puedes hacer kayak, piragüismo, paddle surf o velerismo. Además podrás disfrutar de una caminata costera por las calas y la ruta de Plentzia hasta el Faro.

10. Areatza

Areatza, conocido también como Villaro, se encuentra en el parque natural de Gorbea. Es uno de los pueblos de Vizcaya del interior que no podemos perdernos. Su casco antiguo está lleno de historia y gran atractivo. Fue declarado Conjunto Monumental.

No puedes dejar de ver en esta villa medieval sus calles empedradas. Además, está enclavada en el monte Gorbea, uno de los montes más emblemáticos de la provincia que hacen de esta villa un lugar mucho más atractivo.

No dejes de visitar el convento de Santa Isabel,  la iglesia de San Bartolomé del siglo XIX, el palacio Gortazar, el palacio Riscal y el propio consistorio, de estilo neoclásico.

Areatza, es punto de partida de numerosas excursiones, ya que ofrece rutas ideales para el senderismo. Nos hallamos en una de las zonas más bellas de la Comunidad Autónoma Vasca, de incalculable valor paisajístico, cultural y natural.

Si te ha gustado este recorrido lleno de historia, encantadores pueblos costeros de Vizcaya, playas y calas en medio de fortificaciones medievales, no dudes en comentar. ¡Nos encanta leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.