La antigua ciudad de Éfeso, situada en el oeste de Turquía, reconcilia la elegancia y la conservación histórica con la accesibilidad para los visitantes. Este sitio, cuna de una sucesión de grandes civilizaciones antiguas, encarna una síntesis peculiar de la arquitectura y la cultura. Hoy en El Viajero Feliz nos vamos a descubrir qué ver en Éfeso.

Fue una de las más grandes de las ciudades jónicas y se convirtió en el puerto principal de la región. Su riqueza era proverbial, y durante la Edad de Oro fue un modelo para el mundo antiguo en la cultura y el arte. Durante el siglo segundo antes de Cristo, Éfeso fue la cuarta ciudad más grande en el este del Imperio romano, famosa por su Artemesium, la Biblioteca de Celso y su escuela de medicina.

La ciudad fue saqueada por los godos en el año 262, y abandonada después. Las excavaciones (1869-74) de las ruinas del templo sacaron a la luz muchos artefactos. Otras excavaciones posteriores descubrieron importantes restos romanos y bizantinos.

¿Dónde está Éfeso en Turquía?

Las ruinas de Éfeso se ubican en el oeste de Turquía, a orillas del mar Egeo y cerca de la histórica ciudad de Selcuk, en el distrito de Esmirna.

¿Cómo llegar a Éfeso?

Para llegar a Éfeso tienes dos alternativas. En primer lugar, puedes hacerlo por carretera desde Esmirna. Si optas por esta opción, puedes tomar un bus desde la ciudad de Esmirna hasta Éfeso. Eso sí, te tomará una hora de viaje el recorrido.

La segunda forma es ir desde la ciudad de Kusadasi. ¿Cómo ir desde Kusadasi a Éfeso? Pues bien, una opción es tomar un taxi desde salida del puerto de Kusadasi, demorarás entre 20 o 25 minutos en llegar. Otra alternativa es ir en bus urbano. Existe un autobús directo que sale desde Kuşadası y llega a Selcuk. Una vez que te bajes del bus, solo debes seguir las señales, o a la gran cantidad de turistas, que te llevan directo hasta Éfeso. La distancia entre la parada en Selcuk y Éfeso es de casi 1 km.

¿Qué ver en Éfeso, Turquía?

1. Vía Arcadia

Vía Arcadia

Se trata de la vía que unía el puerto con la ciudad. Y aunque antiguamente, en esta vía había tiendas y comercios, hoy no quedan restos de nada de ello. Solo podemos contemplar ruinas de las columnas a los lados de los 500 metros de esta vía. Si giras hacia tu derecha, podrás descubrir los restos de las termas, la palestra del puerto y el mercado.

2. Teatro romano

Qué ver en Éfeso: Teatro romano

Al final de la Vía Arcadia te encontrarás el vestigio más impresionante de Éfeso: el gran teatro romano. Data de los siglos III y II a. C. y fue el más grande de la época, con una capacidad de 25 000 espectadores. ¡Te podrás imaginar que ahí se representaron obras de los más grandes autores clásicos! Pero, además, también se utilizaba como circo y como lugar de lucha de gladiadores.

3. Vía de Mármol

Vía de Mármol

Se trata de una calle cuyo suelo, como su nombre indica, está cubierto de losas de mármol. Además, también está decorada con los restos de unas cuantas columnas a sus lados. Desde esta calle se llega al Ágora y a la Biblioteca de Celso.

4. Biblioteca de Celso

Biblioteca de Celso 

Dentro de los sitios que ver en Éfeso, la Biblioteca de Celso es uno de los mejores conservados gracias al gran trabajo de reconstrucción de los arqueólogos en la década de los 80. Fue construida entre los años 117-135 en honor a Tiberio Julio Celso Polemeano, el entonces senador y procónsul romano de Asia.

En su momento, fue una de las bibliotecas más grandes e importantes del mundo. A nivel arquitectónico cuenta con una fachada de dos pisos con una gran ornamentación y con un monumento funerario.

5. Calle de los Curetes

Calle de los Curetes

La principal vía en Éfeso era la avenida de los Curetes pues unía a la Ciudad Baja con la Ciudad Alta. Por tanto, en torno a ella se distribuye la mayor parte de las edificaciones, hoy en día en ruinas . Se trata de un museo al aire libre en el que podrás ver los vestigios de viviendas, templos,  letrinas, baños públicos y los mosaicos en el suelo que, por cierto, se conservan en muy buen estado.

6. Templo de Adriano 

Qué ver en Éfeso: Templo de Adriano 

Sin duda, entre los lugares imprescindibles que ver en Éfeso no te puedes perder el Templo de Adriano.  Fue construido en el año 138 y estaba dedicado al emperador Adriano. Llegas al templo por la Calle de los Curetes.

Del templo destaca la figura de una tyche, una diosa local, en el arco de la entrada y algunas bases inscritas de estatuas dedicadas a los emperadores Diocleciano, Constancio, Maximiano y Teodosio I el Grande.

7. Templo de Artemisa

Templo de Artemisa

En el año 356 a.C. los griegos construyeron el Artemesium (un templo jónico colosal dedicado a Artemisa, la diosa de la fertilidad), que fue una de las siete maravillas del mundo antiguo. Aunque está considerado el mayor templo de la Antigüedad, pues debió tener unas 120 columnas, de él hoy solo queda una columna y algunas piedras. En realidad, no está situado propiamente en las ruinas de Éfeso, sino a dos kilómetros de estas, a las afueras de Selcuk.

8. Basílica de San Juan

Basílica de San Juan

Cuando San Juan el Apóstol murió fue enterrado en el lado sur de la colina Ayosolug. Una iglesia fue construida sobre la tumba de las instalaciones, que se desarrolló más tarde en una gran basílica. Con un estilo bizantino, fue mandada a construir por el emperador Justiniano en el 548.

9. Los siete durmientes

Los siete durmientes

Las tumbas de siete jóvenes que estaban encerrados en la vertiente norte del monte Pion tienen dos historias diferentes. La primera es que los chicos se escondieron en la cueva para evitar la persecución y quedaron atrapados en el interior. La segunda cuenta que el emperador romano Decio los había encarcelado allí para morir por el delito de ser cristianos.

Se dice que los hombres jóvenes aparecieron con vida durante el reinado de Teodosio II, cuando la cueva fue abierta por el dueño de esas tierras unos dos siglos después.

10. Museo de Éfeso

Qué ver en Éfeso: Museo de Éfeso

No hay mejor lugar para aprender sobre la historia de Éfeso que en el museo, donde se muestran prominentemente artefactos y artículos cuidadosamente preservados para mantener viva la historia.

Éfeso es el hogar de muchos sitios e historias interesantes. Si hay una cosa que se puede decir acerca de un tour en Éfeso es que siempre hay algo más que ver, no importa cuántas veces lo hayas visitado.

Si piensas viajar a Turquía, también te recomendamos leer:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.