La República Dominicana es uno de los países geográficamente más diversos del Caribe, con impresionantes paisajes de montaña, matorrales desérticos, arquitectura colonial evocadora y playas en abundancia.

¿Por qué te enamoraras de la República Dominicana?

Conducir a lo largo de los caminos rurales de la República Dominicana, observando a los vendedores de coco ​​y los hombres jugando al dominó, con vistas del océano podría ser un buen motivo.

republica dominicana6

Pero la apelación distintiva del país radica en las escenas cotidianas del pueblo, cuando la hospitalidad informal de los dominicanos se puede apreciar.

republica dominicana2

Lo que hará regresar al viajero serán las tardes en chozas comiendo mariscos frente al mar, cuando el ritmo se ralentiza y la belleza natural de los alrededores se convierte en algo casi secundario frente a la cálida bienvenida de los lugareños.

Pasado y presente

La Montaña Rusa del pasado del país está escrita en sus pueblos y ciudades. Desde Santo Domingo con sus monasterios bellamente restaurados y calles empedradas, donde los conquistadores una vez habitaron. Las casas de pan de jengibre se desmoronan en Puerto Plata y Santiago.

republica dominicana1

Muestra las cicatrices de décadas de mal gobierno que han marcados sus monumentos. Nuevas comunidades han surgido a pocos kilómetros de las ruinas, allá donde Cristóbal Colón encontró a los indígenas, que dejaron huellas físicas de su presencia talladas en las paredes de roca.

Gente y Cultura

El pegamento social de la República Dominicana es el merengue que todas las noche explota en locales modestos a la vuelta de cada esquina de Santo Domingo. Los dominicanos aprecian su tiempo y realmente saben cómo divertirse.

republica dominicana4

Se puede ver en las celebraciones de carnaval festejadas en todo el país y la propia fiesta distintiva de cada pueblo. Estos eventos son grandes ventanas a la cultura, así que no perdáis la oportunidad de uniros a la diversión.

Costas

Cientos de millas de costa definen la República Dominicana, algunas de ellas con playas de arena blanca sombreadas por hileras de palmeras, otras con acantilados rocosos, dunas azotadas por el viento o lagunas de manglar serenas. El mar es el denominador común.

republica dominicana3

Algunas de las bahías y ensenadas donde los piratas una vez habitaron son el hogar temporal de miles de ballenas jorobadas, y una extensa red de parques y reservas salvaguardan el patrimonio natural del país.

Picos y Valles

Más allá de la capital, gran parte de la República Dominicana es netamente rural: en la conducción a través del vasto interior fértil, veréis vacas y caballos pastando junto a las carreteras y camiones y burros cargados con productos locales. En el interior os encontraréis con paisajes que recuerdan a los Alpes europeos, ríos tallando su camino a través de una exuberante selva y cascadas impresionantes.

republica dominicana5

Cuatro de los cinco picos más altos de del Caribe asoman por encima de las fértiles tierras bajas que rodean Santiago y los desiertos remotos se extienden a través del suroeste, dando al país una complejidad física y cultural que no se encuentra en ninguna otra isla.

Si quieres descubrir toda la isla, no te pierdas esta visita a la vecina Haití, menos explotada, y absolutamente virgen.

Imagen: Ben Kucinskino rain corp.Ulises Jorge艾文 WisseN i c o_Raul Solerno rain corp.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.