Normandía está situada en la parte noroeste de Francia, bordeada por el canal de la Mancha. Una entidad histórica, geográfica y cultural francesa que tiene mucho más de lo que parece. ¿Te apetece conocer los lugares imprescindibles de Normandía?

Ruta por los lugares imprescindibles de Normandía

Los acantilados de Étretat, con sus más de 600 kilómetros de costa, es uno de los lugares más bonitos de Normandía y, como tal, imprescindible dentro de la ruta. Se encuentran en la localidad de Étretat y sirvieron de inspiración para grandes artistas, como Eugène Boudin, Gustave Courbet y Claude Monet. Las mejores vistas pueden conseguirse después de recorrer un sendero desde el final de la playa, desde allí puede verse el famoso y natural arco conocido como “el ojo de la aguja“.

El ojo de la aguja

Tras visitar los acantilados, la mejor parada es la ciudad de Honfleur, una de las más bonitas de Normandía. Dejarse perder entre sus calles, sus cafeterías, sus tiendas artesanales y sus gentes es la mejor manera de conocer en profundidad esta maravillosa ciudad.

Puerto de Honfleur

El Mont Saint-Michel es, sin duda, uno de los lugares más impresionantes de Normandía e, incluso, de toda Francia. Esta pequeña isla rocosa situada en la desembocadura del río Couesnon debe su nombre a la iglesia que da culto al arcángel san Michel. La estatua del arcángel está colocada en la parte superior de la iglesia, a unos 170 metros de altura. A su alrededor, todos los edificios fueron catalogados como monumentos históricos. El Mont Saint-Michel se considera Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1979, en cuya declaración están incluidos la bahía y el antiguo molino de Moidrey.

Mont Saint-Michel

Entre los lugares imprescindibles de Normandía no podían faltar las playas en las que tuvo lugar una relevante operación militar durante la Segunda Guerra Mundial, el Desembarco de Normandía. Pointe du Hoc, Omaha Beach, La Cambe, Arromanches y Batteries de Longues son cinco playas preciosas en las que ahora pocas señales quedan de las brutales batallas que tuvieron lugar ahí, a excepción de un barco y algunos búnkeres.

Entre los acantilados de Étretat, la bonita ciudad de Honfleur y el Mont Saint-Michel, merece mucho la pena hacer una parada en Bayeux, donde puede visitarse el interesante Museo del Tapiz y una preciosa catedral gótica, y en Rouen, que posee un bonito centro medieval.

¿Has estado alguna por Normandía? ¿Crees que hay algún rincón imprescindible más? No hay duda de que Francia está llena de lugares preciosos y lugares que parecen sacados de cuentos de hadas. ¿Lo crees tú también?

Fotografías: MiwokCarlos Menendez San JuanClicMKFrancois R THOMASchristian GRELARD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here