La naturaleza nos ofrece infinitos regalos, y la Cascada de Kravice es un ejemplo de ello. Se trata de un destino precioso que nos muestra un espectáculo natural, tan simple pero tan hermoso que realmente vale la pena visitar. ¿Te animas a conocer esta maravillosa cascada?

1. Kravice

01

Es una majestuosa  cascada en el río Trebižat en Bosnia y Herzegovina. Se encuentra al sur de Ljubuški y Mostar, ciudades de las cuales llegan la mayor cantidad de turistas que visitan el lugar, aunque también llegan de Medjugorje y Dubrovnik, principalmente en el verano. La altura de la cascada es de 25 metros y el radio del lago que se encuentra en la base de la cascada mide 120 metros.

Un picnic perfecto

El área de la cascada es frecuentada por locales principalmente, pues a pesar de la belleza de este destino, no es muy conocido. En este lugar existe una cafetería, un área de picnic y otra para acampar, y para sobrellevar el calor los visitantes pueden sumergirse en las pozas naturales que se forman en el lago. ¡Hasta se pueden llevar mascotas!

 

02

Para apreciar mejor la vista, es recomendable ir en primavera, cuando la caída del agua está en todo su esplendor, ¡es todo un espectáculo!

Como parte del paseo se puede recorrer una gruta cercana a la cascada, llena de estalactitas de carbonato de calcio. También por esa misma zona, encontramos un viejo molino y un barco de vela que añaden un atractivo extra a este maravilloso lugar.

Aparte de los famosos picnics que se realizan aquí, también se ofrecen paseos en canoa organizados por los locales, por un coste aproximado de 35 euros.

Naturaleza exuberante

05

Grandes cantidades de higos y álamos crecen junto a la cascada, y la hierba, los musgos y los líquenes guían el agua hacia una impresionante caída. El agua tiene un aspecto diferente según la época del año, a veces cristalina a veces verde esmeralda.

Respira, escucha y relájate

Este destino es perfecto para todos aquellos que deseen un lugar para silenciar la mente, limpiar los pulmones con aire fresco y encontrar relajación en el cálido y constante sonido del agua, que corre por todos lados, impregnando el lugar de vida. Traje de baño, una canasta de picnic y una manta para recostarte al sol, será lo único que necesites para disfrutar de un buen momento en medio de la naturaleza ¿Te lo piensas perder?

04Comenta y comparte, si disfrutas este tipo de destinos no te pierdas las mejores cascadas del mundo.
Imágenes: Sean MacEnteeDamien Halleux RadermeckerRonan ShenhavRonan Shenhav.