Catalogado como una de las siete maravillas del mundo por la Unesco, te explicamos la historia de Taj Mahal, un emblemático palacio que acapara la atención del mundo entero. En ese sentido, en la India, es el lugar donde se erige orgulloso, eterno y de forma casi mágica el Taj Mahal. Se trata de uno de los lugares más impresionantes que ver en la India, que cada año recibe a millones de visitantes, quienes se ven impresionados por su imponente forma.

Una de las más increíbles curiosidades es que algunos dicen que el Taj Mahal cambia de color representando los estados de ánimo: rojo por la mañana, blanco al atardecer y dorado a la luz de la luna. ¿Quieres comprobarlo por ti mismo? Entonces, no te pierdas este artículo de El Viajero Feliz.

¿Dónde está el Taj Mahal?

Se sitúa en la India, en el estado de Uttar Pradesh y, más concretamente, en los aledaños de la ciudad de Agra.

La historia de amor del Taj Mahal

Una de las maravillas del mundo en la India

Este palacio data del siglo XVII, es decir, tiene más de 500 años de antigüedad y en su historia está una novelesca historia de amor entre el emperador Shah Jahan por la joven Arjumand, una vendedora de cristales. Ellos se conocieron en un bazar, fruto de una de esas casualidades tan azarosas y a la vez tan importantes para el transcurso de la historia.

Él, totalmente prendado por su presencia, no fue capaz de dirigirle tan siquiera una palabra en su primer encuentro, según comentaron algunos testigos. Sin embargo, poco a poco conectaron y fueron conocidos por mantener un romance basado en la confianza, el apoyo y, por supuesto, el amor. Se desvivían el uno por el otro y lo daban todo por la felicidad mutua.

Tuvieron varios hijos. Pero, desafortunadamente el decimocuarto parto de Arjumand le trajo serias complicaciones. Cuando el emperador se enteró de la noticia, volvió del frente militar para acompañarla en los que serían sus últimos suspiros. La muerte de ella, en el año 1630, dejaría totalmente herido al corazón de Shah Jahan, que acabó quedando recluido en el Fuerte Rojo, cercano al río Yamuna.

Sus últimos años de vida pasaron en la total reclusión y el aislamiento. El que vivía allí era solo la sombra del que fue un emperador fuerte, brillante y aguerrido. Dejó el futuro de su imperio en manos de sus hijos; pero no quiso despedirse del mundo sin rendir un último tributo a la persona que se llevó su corazón. Ordenó construir el mausoleo más grande e impactante de la historia.

Reunió a los mejores trabajadores, las joyas más hermosas y el estilo más espectacular. De hecho, hasta se desvió el transcurso del río Yamuna para que el palacio se reflejara en él. Cuando el Taj Mahal terminó de ser construido, en el año 1648, los restos de Arjumand pudieron descansar en él. Pocos años después, Shah Jahan se uniría a su amada en una construcción que, a día de hoy, no deja de ser tan imponente como lo fue durante su construcción.

El Taj Mahal por dentro

Palacio reflejado en el río Yamuna

Desde un punto de vista arquitectónico, el Taj Mahal tuvo varias influencias entre ellas el islam, Persia, India y de la arquitectura mogol antigua. Es algo que vas a poder ver con bastante claridad en el interior de este recinto. Además, vas a notar la presencia el uso de mármol blanco con incrustaciones de piedras valiosísimas, uno de los deseos del emperador.

Otro de los aspectos que llaman la atención de este monumento es que hay formas muy elevadas de arte manual, como la orfebrería y la joyería, donde predominan las gemas preciosas y semipreciosas. Algo que indudablemente tienes que visitar es su salón principal, que tiene una forma octogonal. Se ingresa por la puerta sur.

Allí también se hallan los cenotafios de Mumtaz Mahal y Shah Jahan. Por supuesto, no puedes dejar de admirar las caligrafías, que traducidos dicen los 99 nombres de Dios. Además, contiene la fecha de la muerte de este emperador. Y, por supuesto, tu recorrido no estará completo sino visitar sus extensos y hermosos jardines.

Curiosidades del Taj Mahal

Taj Mahal

Un Taj Mahal negro

Un Taj Mahal negro que nunca se llegó a construir: Cuando se construyó este primero en Agra, se esperaba construir una réplica al otro lado del Río Yamuna. Esto nunca llegaría a ocurrir ya que Shah Jahan sería destronado antes. El nombre que se le iba a dar a este edificio no menos romántico que el anterior sería el jardín de la luz de luna y la idea era hacerlo completamento en negro.

Sobre su construcción

La construcción del Taj Mahal tardó varios años, donde participaron más de 20.000 personas y cerca de 1.000 elefantes. Sin embargo, lo curioso es que, existe una leyenda, que dice que el emperador pidió que dejaran ciegos y sin manos a todos los arquitectos. ¿El propósito? ¡Que no construyeran nada similar! Este mito no ha sido comprobado, pero durante décadas fue considerado como un relato bastante creíble.

Solo un elemento asimétrico

Algo que destaca de este palacio es que luce una simetría sorprendente. No obstante, hay una parte que no es totalmente igual: el sepulcro del emperador. Esto es porque es mucho más grande que el de su esposa. Según la cultura mongol, la tumba del hombre debía ser de mayor tamaño que la de la mujer. Y otro aspecto que quizás también influyó fue que se construyó mucho después de la muerte del emperador.

A punto de demolerse

El gobierno inglés quiso demoler el Taj Mahal para subastar su mármol en el siglo XIX. Su objetivo era vender estas piezas, ya que tenían múltiples deudas. Afortunadamente, decidieron no llevar adelante esta demolición.

Al entrar al Taj Mahal

En la entrada a este palacio te darán una botella de agua y unas pantuflas. Estos tienen dos propósitos. Por un lado, el agua sirve para evitar la deshidratación, debido a que las temperaturas son bastante elevadas, sobre todo en verano. Las pantuflas son el único calzado con el que puedes ingresar, de hecho, lo ideal sería que todos se descalzaran.

Visitar el Taj Mahal: datos útiles

Jardines del Taj Mahal

Horario

En su horario regular, el Taj Mahal permanece abierto 30 minutos antes de la salida del sol y 30 tras la puesta de sol. Los días viernes solo está abierto después del mediodía, sin embargo, el acceso solo está permitido para devotos musulmanes.

Los días de luna llena están permitidas las visitas nocturnas. El horario es de 20:30 pm a 00:30 am.

Precio de entrada

  • Turistas: 1100 Rs, que equivalen a 15 dólares estadounidenses, aproximadamente.
  • Ciudadanos indios: 540 Rs, que equivalen a 7 dólares estadounidenses.

¿Cómo llegar al Taj Mahal?

La manera más cómoda combina dos medios de transporte; el tren y el avión. El viajero tiene acceso a relativamente vuelos low cost desde diferentes puntos del mundo. De hecho, si se viaja desde Europa, los precios pueden resultar muy económicos si no se tiene reparo en hacer escalas. Por otra parte, si se quiere llegar desde Delhi a Agra de una manera cómoda y rápida, los trenes Taj Expréss son la mejor elección con la duración que facilitábamos anteriormente de 3 horas y 30 minutos. ¡Vale la pena!

Consejos para visitar el Taj Mahal

Monumento que ver en la India

¿Qué ropa usar?

Para visitar el Taj Mahal no necesitas cumplir con un código de vestimenta, más allá del que dicta el sentido común. Lo que sí debes tener en cuenta es que muchas personas deciden vestirse con colores vibrantes para contrastar con el blanco impoluto de este palacio, al momento de tomarse las fotografías.

No puedes ingresar con trípode

Para el Taj Mahal solo puedes ingresar cámaras fotográficas bien sea las comerciales o para fotógrafos. También puedes capturar el momento con tu teléfono. Sin embargo, no puedes ingresar con trípode o cualquier otro elemento de este estilo. También se permiten los cargadores de móviles.

Contrata un guía local

En las afueras del monumento hay demasiados vendedores ambulantes que se pueden poner exigentes, demandantes y hasta pueden timar, especialmente a los turistas más despistados. ¡Tienes que estar muy al pendiente de tus pertenencias! Pero, si quieres evitarlo, una buena forma es que contrates un guía local, quienes evitarán que estos vendedores te ofrezcan sus productos.

Compra tu entrada online

Hay varias taquillas que venden la entrada al Taj Mahal. Pero, las filas son kilométricas. Para evitar pasar por este momento, lo que puedes hacer es comprar tu boleta online en su website.

No lleves ni comida ni bebidas

En este monumento está prohibida la entrada de cualquier tipo de alimentos o bebidas. ¡Evita un mal momento!

No hay un viajero que no desee estar en los brazos del Taj Mahal, este inmenso complejo de la India, que ha sido mil veces fotografiado, que aparece en el cine y en la literatura como símbolo de la elevación espiritual. ¿Te gustaría visitarlo?

Descubre mucho más de la India:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.