¿Te gustan los deportes y la naturaleza? ¿Eres amante del senderismo? ¿Estas cansado de caminar por las mismas rutas todos los años? Pues no te pierdas esta entrada de el Viajero Feliz donde te mostramos las mejores rutas que recorren la Cordillera Cantábrica hasta el Pirineo catalán. ¡Vamos allá!

1. La Garganta de Escuaín

Se localiza en el hueco de los límites del Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido, y se considera uno de los lugares más protegidos de toda la península. Se creó en el año 1918 y se extiende por más de 15000 hectáreas que abarcan Añisclo, Valles de Ordesa y Pineta.

2769836201_12b00dec99_b

La ruta senderista comienza en el pueblo de Escuaín y baja por la garganta del río Yaga a través de un senda que desciende de forma extrema en algunos puntos del camino y que hace que algunos tramos sean bastante difíciles de recorrer. ¡Así que prudencia! Es una ruta en círculo por la que se vuelve al puente de los Mallos, pero vale muchísimo la pena. Eso sí: con cuidado.

2. La Senda de la Nutria

En Lleida se encuentra esta preciosa ruta senderista, localizada en un espacio muy privilegiado, lleno de valles de inmenso valor paisajístico.

11054775866_da4cdb03e8_b

La senda de la Nutria representa a la perfección las rutas pedestres, pisos ecológicos y diversos ecosistemas que conforman esta maravilla. La senda pasa por la zona occidental del parque nacional de Cataluña y sube por el aparcamiento de la Palanca de la Molina, hasta llegar al Planell de Aigüestortes. ¡Un recorrido duro, pero que no te va a dejar indiferente!

3. Real Camino de Mesa

Entre León y Asturias se encuentra una de las sendas más antiguas que el humano creó en España para conectar la meseta y la costa norte a través de la Cordillera Cantábrica. Por eos, esta ruta conecta el norte de León con las localidades asturianas de Teverga y Quirós.

3895731899_8b7c7e5e6e_b

La ruta puede iniciarse por la villa ganadera de Torretío, en León. Nuestro camino comienza al final de esta localidad y transcurre por una extensión forestal en buenas condiciones que va subiendo parar, ¡así que hay que ponerle ganas! Más adelante cruza por la Fuente de los Huesos, las Brañas de Saliencia y el Collado de El Muro. Y si eso no te parece suficiente, puedes continuar la senda al día siguiente por la segunda parte de la calzada, que baja por el puerto de San Lorenzo hasta Dolia.

¿Y tú? ¿Has realizado en alguna ocasión una de estas rutas? Si te ha parecido interesante, también puedes leer «La Palma, un paraíso para senderistas».

Imágenes: Santipasosypedales.blogspot.comRubén Marcos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.