¿Hacer la maleta es tedioso para ti? ¿La haces en el último momento porque nunca te apetece? En esta nueva entrada de el Viajero Feliz, te presentamos algunos consejos prácticos para hacer el mejor equipajeLos dos elementos esenciales que hay que tener en cuenta en el momento de hacer la maleta es la misma maleta y lo que llevamos dentro. Lógico, ¿no? ¡Vamos allá!

La maleta: un espacio flexible (o no)

La maleta es el elemento esencial a la hora de poder hacer un buen equipaje. Lo principal es que se ajuste a las medidas requeridas, ya que es uno de los requisitos más importantes, y que sea fácil de coger y transportar. Como habrás visto en tiendas, hay dos tipos de maletas: las rígidas y las de tela. ¿Cuál elegir?

Por una parte, las maletas rígidas aportan un espacio que puede ser más aprovechado. Todo lo que hay dentro está muy bien protegido de posibles golpes, y como su tamaño no cambia no habrá problemas para pasar por controles de equipaje de mano (si se ajusta al tamaño requerido, claro está).  Lo que más perjudica es el peso, ya que normalmente suele restar hasta dos kilos de todo lo que podemos llevar.

consejos para hacer un equipaje

Si te gustan más las maletas de tela, deberías tener en cuenta que su principal beneficio es que pesan poco y se adaptan fácilmente a cualquier equipaje, aunque dentro no estén todas tus pertenencias muy ordenadas ni tampoco protegidas. También pueden acarrearnos problemas a la hora de pasarla por los medidores, sobrepasando las dimensiones establecidas dependiendo de lo que hayamos colocado dentro. Estresante, ¿verdad?

Tu equipaje: lo que hay y no hay que llevar

¿Qué objetos vamos a usar diariamente? ¿Cuáles llevaremos sólo un día? Esto no quiere decir que dejemos todo lo demás atrás, sino que tenemos que tener presente todo lo que ocupa un espacio en el que podríamos incluir otras cosas. ¿Realmente necesitas llevarte esas botas nuevas? ¡Es casi verano!

recomendaciones para hacer una maleta

Hazte las preguntas necesarias para diferenciar bien entre las cosas que te van a servir para tu viaje o las que sólo serán utilizadas para alguna ocasión. Solamente hay que usar un poco la lógica: ten en cuenta que las maletas rígidas van a limitar las cosas que puedes llevar naturalmente, pero que con las de tela te tendrás que frenar tú mismo. ¿Sabes hacerlo? Descubre estos 6 consejos para viajar más ligero y verás como lo conseguirás.

¿Y tú? ¿Sueles incluir muchas cosas en tu maleta? ¿Te has pasado del peso establecido en alguna ocasión? ¡Cuéntanoslo! Si te ha parecido interesante, también puedes leer «3 timos usuales durante los viajes. ¡Cuidado!».