Escocia tiene muchos pueblos encantadores, como el floreado Pitchlory o el frío, aunque precioso Fort William. Pero ¿son igual de bonitas las ciudades de Escocia? La respuesta es sí. Este país es muy reconocido por su fascinante naturaleza, pero también destaca por sus metrópolis que son enormes, siendo los sitios ideales para explorar. Al final, se trata de uno de los países más diversos, que también cuenta con islas maravillosas y excursiones inolvidables dentro de parajes como las Tierras Altas escocesas. En esta ocasión, en El Viajero Feliz conoceremos las ciudades más bonitas de Escocia.

Las 10 mejores ciudades de Escocia para visitar

1. Edimburgo

Ciudades más bonitas de Escocia - Edimburgo

Edimburgo, capital del país, está situada en la costa sur del fiordo de Forth, y es una de las ciudades más bonitas de Escocia. Para mucha gente es solo una parada para llegar a las Highlands u otros lugares de Escocia. Sin embargo, esta preciosa ciudad tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. La Royal Mille es la calle más importante y conecta el castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyroodhouse. Pero su belleza no reside solo aquí, sus callejones, sus preciosos jardines, sus museos y sus numerosos monumentos la convierten en una ciudad interesante y muy bonita.

En definitiva, la capital es el sitio perfecto para disfrutar de un largo fin de semana, protagonizado por la visita de los múltiples monumentos que hay en Edimburgo. Además, con la inagotable fe de encontrarse con J.K. Rowling por sus calles. También, puedes apreciar las maravillosas vistas desde Arthur’s Seat, descubrir la Ciudad Vieja y la Nueva, y disfrutar de la noche en Grassmarket. Asimismo tendrás para escoger entre un sinfín de pubs y bares nocturnos para conocer.

2. Glasgow

Ciudades importantes de Escocia - Glasgow

Glasgow es una de las más valiosas y preciosas ciudades de Escocia para visitar. Muchos la ven como una ciudad puramente estudiantil, pero es mucho más que eso. Glasgow tiene una gran oferta de galerías, museos y teatros, además su arquitectura es bastante destacable. El Kelvingrove Museum, la catedral de St. Mungo, Merchant City, el faro de Mackintosh son solo algunos de sus principales atractivos y puntos de interés. También es una ciudad que se caracteriza por tener mucha vida nocturna.

Es conocida también por ser todo lo contrario a Edimburgo. Por lo tanto, gozarás de dos experiencias opuestas, lo que enriquece más tu visita a Escocia. Una vez en Glasgow, es recomendable visitar la Burrel Collection, la Pollok House o conocer el mundialmente famoso, Santa Dash, celebrado todos los años.

3. Inverness

Ciudades principales de Escocia - Inverness

Inverness es una de las ciudades importantes de Escocia que enamora a cualquiera. La capital de las Highlands, las tierras altas de Escocia, se caracteriza por sus paisajes montañosos, por sus lagos, por su tranquilidad y por ser muy acogedor. Posee una gran cantidad de tesoros históricos, como los Cairns de Clava o el campo de batalla de Culloden, y un sinfín de tesoros naturales, entre ellos el famoso lago Ness. Un viaje a otro mundo y a otra época.

4. Aberdeen

Aberdeen

Aberdeen, ubicada en la costa este, es la tercera ciudad más grande de Escocia, solo por detrás de Edimburgo y Glasgow. Su nombre significa «desembocadura del Dee», aunque también es conocida como «Ciudad de Granito». Posee poco más de 200.000 habitantes, donde la economía se basa en los comercios dados en el puerto marítimo más relevante del nordeste de Escocia, lo que se traduce a una mayor actividad diaria.

La razón por la que es apodada la Ciudad de Granito es por sus grandes edificios históricos con colores parecidos, los cuales su mayoría están recubiertos de granito. El mar, como mencionamos, es su atributo principal. Cuenta con playas, un museo marítimo de acceso gratis, varias empresas que centradas en el sector petrolero y muchos ferris que parten hacia las islas Orcadas y Shetland.

5. Perth

Perth

Perth es una de las ciudades de Escocia más pequeñas, con una población de aproximadamente 50.000 personas. También, es conocida como «The Fair City», La Ciudad Hermosa en español. Se encuentra en todo el centro del país, e incluso fue la capital de Escocia en la Edad Media. En ese entonces, los reyes escoceses se coronaban en Scone, una localidad muy cercana a Perth, y de ahí surgió la idea de convertirse en capital.

Se ubica en los pies del río Tay, y apenas llegó a sumarse a la lista oficial de ciudades de Escocia en el 2012. Es pequeña, pacífica y muy acogedora, por lo que podrás recorrer sus sitios más importantes en apenas unas horas. Luego de conocer sus calles comerciales llenas de negocios, lo más recomendable es escaparse al Black Watch Castle & Museum, un imponente castillo con una galería de arte dedicada al regimiento Black Watch.

6. Dundee

Dundee

Otra de las mejores ciudades de Escocia es Dundee. Entre sus muchos atractivos destacan el jardín botánico de la universidad de Dundee, la ruta costera del parque natural de Riverside o el Ley Dundee, un volcán inactivo que ofrece unas vistas preciosas de la ciudad y el río Tay.

Parte de su historia se la debe a los astilleros y a la gran industria textil de la ciudad, que fueron por mucho tiempo la principal actividad comercial de la localidad. Por eso, hoy en día, Dundee le da un mayor valor a sus tradiciones, ofreciendo museos para todas las preferencias, donde destaca el centro de diseño V&A Dundee.

Sin embargo, también destaca el RRS Discovery. Cuenta, además de su gran galería de arte, con el barco protagonista de la primera excursión a la antártica del capitán Scott en 1901. Otra de las cosas que hacer en Dundee es visitar su centro histórico, o recorrer las calles estrechas de sus barrios más alejados, pero que están llenos de rincones mágicos por descubrir.

7. Stirling

Stirling

A pesar de que apenas alcanza los 40.000 habitantes, Stirling es una de las ciudades de Escocia más importantes a nivel histórico y cultural. Destaca por su increíble casco antiguo, con un estilo medieval que sigue el mismo modelo que el Castillo de Stirling, un maravilloso fuerte considerado como Monumento Nacional. Se puede apreciar desde gran parte de la ciudad, lo que permite vivir una experiencia auténtica de reyes y reinas.

Por otro lado, también se encuentra el monumento a William Wallace, dado que la localidad fue el escenario de la batalla del puente de Stirling durante las Guerras de Independencia. Al sur, también se recuerda la batalla de Bannockburn, liderada por Robert the Bruce, considerado como muchos el auténtico Braveheart. A su vez, se puede recorrer las cuestas de la Old Town, consumir en cualquiera de sus cafeterías o restaurantes del centro y pasar cerca del río Forth.

8. St Andrews

Saint Andrews

Saint Andrews es una de las ciudades imperdibles de Escocia, caracterizada por su ambiente tranquilo y muy familiar. A pesar de ser pequeña, no le impidió ser considerada la cuna del golf. En ese sentido, cuenta con poco más de 17.000 habitantes. Otro de sus puntos destacados es la gran Catedral de St. Andrews, que en su momento fue una de las más visitadas del país. Hoy en día se encuentra derruida, así como su castillo.

La ciudad también se encuentra aislada de gran parte de Escocia, a tal punto que no cuenta ni con su propia estación de tren. No obstante, solo hace que el lugar sea mucho más llamativo para visitar. También, suele ser tierra de estudiantes, por lo que la vida nocturna es uno de sus principales atributos.

9. Fort William

Fort William

Fort William es una de las ciudades escocesas más visitadas de todo el país. Alberga la entrada a grandes paisajes del país, además de ser el sitio ideal para descubrir los espacios de las Tierras Altas. Con sus increíbles panoramas y montañas llenas de colores, que han servido de inspiración para muchos artistas, Fort William es considerada una de las ciudades de Escocia más bonitas. Incluso, uno de los mejores sitios para hacer una escapada y olvidarse de la rutina.

10. Dunfermline

Dunfermline

Dunfermline es una de las ciudades más bonitas de Escocia, la cual forma parte del reino de Fife, ubicada al norte de Edimburgo. Es considerado uno de los destinos más recomendados a nivel cultural, histórico y estético por todo lo que posee, convirtiéndolo en una parada obligatoria. En su momento, llegó a ser la capital de Escocia, y en su monasterio medieval, que data del siglo XII, descansaron monarcas como el gran rey Robert the Bruce.

No cabe duda que Escocia tiene innumerables lugares preciosos y no son pocos los que regresan para visitar más de ellos. Sin embargo, pocos conocen que las ciudades de Escocia forman parte de las más bonitas de Europa, por lo que vale la pena conocerlas. ¡Déjanos en los comentarios si nos faltó alguna por agregar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.