A un paso de la Costa Brava, en Girona, hay un pequeño pueblo donde parece que el tiempo se detuvo en plena época medieval. Es Peratallada, un rincón tan pequeño como encantador.

Peratallada, un pueblo anclado en la Edad Media

Perteneciente al municipio de Forallac, este Conjunto Histórico-Artístico está considerado como uno de los lugares de Cataluña en los que mejor se ha conservado la arquitectura medieval. Solo hay que dar una pequeña vuelta por él para comprender las razones de tan rotunda afirmación.

Arcos-de-Peratallada

El origen del pueblo está, como no podía ser de otra manera, en el castillo, que aún se conserva, con su torre del homenaje, sobria y robusta. Un edificio construido en el siglo X, corazón de Peratallada, que dominaba y protegía la que fuera una de las poblaciones mejor fortificadas de Cataluña, con tres líneas de murallas jalonadas por lienzos de gran altura y robustas torres ¡Casi inexpugnable!

Castillo-de-Peratallada

Aún se puede contemplar el recinto amurallado y el foso que lo rodea, que está excavado en la roca. De hecho, el nombre de Peratallada viene del latín petra tallada, es decir, piedra cortada.

En un lateral del patio de armas se puede visitar una preciosa e inmensa sala de estilo románico en la que el señor feudal impartía justicia. Y, junto al castillo, el palacio, levantado en el siglo XIV, recio y sencillo, pero con cuatro hermosos ventanales góticos. Tampoco hay que dejar de contemplar la iglesia de Sant Esteve de Peratallada, del siglo XIII.

Iglesia-de-Peratallada

Alrededor del castillo y su palacio, y siempre dentro de las murallas, fue creciendo una pequeña población de calles estrechas y enrevesadas por las que aún se puede pasear. En ellas se conservan en perfecto estado casas típicas de los siglos XVI y XVII, con unos característicos arcos de piedra.

Soportales-de-Peratallada

Un pequeño núcleo urbano que invita a pasear, a detenerse en cada rincón y saborear el encanto de lo antiguo, porque aquí es fácil perder la noción del tiempo.

Peratallada es un lugar perfecto para disfrutar de un día alejado de la civilización, de las prisas y de los humos. Pero, además, puede ser un fantástico punto de partida para explorar el Bajo Ampurdán, donde se pueden encontrar otros muchos tesoros como Palafruguell, Pals o Bagur.

Girona guarda muchos tesoros esperando a que los descubras, si te ha gustado Peratallada, empieza a planear una escapada ¡No la olvidarás!

Imágenes: Esther Westerveldluscofuscofelix costabrava-palsJosé Luis Mieza.