¿Sabes cuál es la última tendencia de viaje? ¡Visitar pueblos pequeños, esos que muchas veces pasan desapercibidos! En El Viajero Feliz sabemos que a nuestros lectores les encanta estar a la moda, por eso hemos decidido presentarles este listado de los pueblos de Cataluña con encanto. ¿Qué puedes hallar en estas localidades? Una rica historia, comida deliciosa, habitantes generosos y una arquitectura bastante particular.

Los pueblos más bonitos de Cataluña ofrecen muchas actividades que atrapan a los turistas, ¡al igual que los grandes destinos turísticos del mundo! ¿Conoces la ventaja de este tipo de aventura? ¡Que resulta bastante económica! Esto se debe a que el costo de vida en los pueblos pequeños de Cataluña suele ser bastante bajo. ¡Es ideal para que todos nos demos una escapada de fin de semana!

Los 10 pueblos más bonitos de Cataluña para visitar

1. Cadaqués

Cadaqués | Pueblos de Cataluña

Uno de los mejores pueblos de Cataluña es Cadaqués, cuyo nombre se traduce como ‘cabo de rocas’. A diferencia de otros de los pueblos de montaña más bonitos de Cataluña, Cadaqués se mantiene tímido, alejado del turismo masivo. Llegar puede ser un tanto complicado, ya que son 15 kilómetros de carretera zigzagueante. ¡Pero una vez allí, te encantarán las vistas!

Cadaqués es conocido como el pueblo de Dalí en Cataluña, pues durante muchos años fue el lugar de residencia de este reconocido pintor. También es fuente de inspiración para artistas y urbanistas, quienes utilizan sus paisajes como musa para sus obras. En este pueblo puedes empezar el día tomando un desayuno en el Parque Marítimo y luego admirar los vestigios de lo que fue una ciudad fortificada. 

2. Tossa de Mar

Tossa de Mar

Tossa de Mar es uno de los pueblos costeros más bonitos de Cataluña. Destaca en belleza por su casco histórico, desde donde se puede apreciar la Vila Vella, un barrio amurallado de época medieval. Aunque en el pasado fue un pequeño pueblo de pescadores, se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los destinos turísticos más importantes de la Costa Brava, que recibe a miles de visitantes al año.

Probablemente Tossa de Mar sea uno de los pueblos de Cataluña con encanto en invierno porque sus murallas y torres le dan un aspecto mucho más cautivador. En verano, es perfecto para bucear y pasear. ¡Siempre habrá una fiesta, actividad cultural o deporte al aire libre al que te puedas sumar!

3. Peratallada

Peratallada | Pueblos más bonitos de Cataluña

Es considerado como uno de los núcleos medievales de la arquitectura más destacados. Evidentemente, a estos monumentos y edificios tan particulares es lo primero a lo que tienes que echarle un vistazo. Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico y Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN) y es reconocido por su venta de artesanías y su amplia oferta gastronómica.

¿Qué hace de Peratallada uno de los pueblos impresionantes de Cataluña? Sitios como la Iglesia San Esteban, un edificio románico del siglo XIII con tres naves y la Plaza de les Voltes, donde se halla la magia de Peratallada y donde al atardecer se reúnen gran cantidad de personas.

Estos arcos de piedra de origen medieval que conforman la plaza del pueblo son el mejor set de fotografía que hallarás aquí. Sin embargo, por donde quiera que camines en Peratallada te encontrarás con elementos medievales que te harán transportarte en el tiempo.

¿Te gustan los pueblos medievales? Conoce otros: 10 pueblos medievales de España | Imprescindibles

4. Calella de Palafrugell

Calella de Palafrugell

¿Quieres descubrir cuál es uno de los pueblos de costa con encanto en Cataluña? ¡Calella de Palafrugell! Estamos hablando de uno de los pueblos de Cataluña más bonitos que tiene apenas cerca de 1 000 habitantes, que se dedican principalmente a la pesca como actividad comercial. Evidentemente, aquí comerás la comida con los ingredientes del mar más frescos.

Este pueblito está situado en una costa rocosa, formada por pequeñas calas, y su principal característica es que conserva muy bien su aspecto tranquilo. A diferencia de otros pueblos de Cataluña, el turismo de masas no ha cambiado la esencia de Calella de Palafrugell. Sus calles adoquinadas y las viviendas de pescadores de dos plantas aún se mantienen.

En verano, los visitantes disfrutan del festival musical de Cap Roig y también del Ciclo de Conciertos de Verano. Pero algo por lo que todos viajan hasta este pueblo es por sus playas y calas. La playa de las Barcas es la más famosa por su arena dorada y sus aguas azules, perfectas para practicar deportes acuáticos.

5. Peralada

Peralada | Pueblos de Cataluña

Este pueblo parece sacado de un cuento de hadas, ¡tus ojos no darán crédito a lo que verán! Se trata de uno de los municipios españoles con un poblado ibérico que data del año 500 a. C. Con cada paso que des, notarás su marcado estilo medieval y una dilatada tradición vinícola. Peralada alberga las importantes bodegas de vino: Castell de Peralada. No te puedes ir sin degustar un buen vino o participar en alguna de las tantas catas que frecuentemente se organizan en la zona.

Asimismo, es uno de los pueblos de Cataluña que resulta bastante fácil de recorrer de extremo a extremo. Esto se debe a que hay tours que te llevan por los lugares imprescindibles del pueblo. Entre estos, no te puedes perder el claustro de Sant Domènec, la Plaza Grande o Plaza del Ayuntamiento, la casa natal del cronista Ramón Muntaner y el Castillo de Perelada. ¿Lo visitas?

6. Besalú

Besalú | Pueblos más bonitos de Cataluña

El nombre de este pueblo hace referencia a que era una fortaleza entre dos ríos: el Fluviá al sur y el Capellades al norte. Su arquitectura medieval ha hecho que sea uno de los destinos turísticos más destacados, es la opción ideal si quieres darte una escapada o sentirte en una película de época.

Besalú despierta demasiada emoción entre quienes lo visitan. ¡Y cómo no!, si nos brinda los mejores atardeceres y amaneceres con unos colores tan intensos y variados que resultan difíciles de creer. ¿Ya conoces cuál es la principal curiosidad sobre Besalú? Que sus calles no solo te recordarán el típico trazado de un pueblo medieval, sino que, además, en él hubo un barrio judío. ¡Y hoy día puedes encontrar varias muestras de este pasado!

Este es uno de los pueblos más bonitos de Cataluña. No solo pasarás un rato agradable y divertido, también tendrás unas fotografías increíbles que darán muestra de tu paso por Besalú. Por supuesto, asegúrate de visitar el Museo de Miniaturas, la Iglesia de Sant Pere y el Miqvé judío.

7. Castellfollit de la Roca

Castellfollit de la Roca

Los pueblos de montaña de Cataluña nos roban el aliento, ese es el caso de Castellfollit de la Roca, una población que se alza sobre un espectacular risco basáltico de origen volcánico de 50 metros de altura. Bellísimo, imponente y con estrechas callejuelas, es uno de los pueblos de Cataluña que sí o sí se volverá tu favorito.

Tiene menos de 1 km² de superficie, por lo que es el segundo pueblo más pequeño de esta zona, pero ha sabido encabezar los ranking sobre los pueblos más bonitos de Cataluña. El origen de su nombre tiene dos versiones. Por un lado, se asegura que se debe a la existencia de un castillo en la zona. Por otro lado, hay quienes afirman que su nombre se origina por la propia silueta que forma la misma pared, que simula a una gran fortaleza.

Toda la geografía de este pueblo invita a perderse una y otra vez. Asimismo, es un espectáculo que cuenta con grandes lugares como el Barrio Viejo o la pasarela sobre el río Fluvià. ¡Y si quieres unas vistas privilegiadas, ve hasta el extremo del risco donde se halla un mirador!

8. Pals

Pals

¿Buscas los pueblos de costas más bonitos de Cataluña? ¡Pals es la respuesta! Es una de las villas más pintorescas de la Costa Brava. Se encuentra ubicado en la cima del Puig Aspre y es uno de los pueblos de Cataluña más austeros. Aunque no tenga grandes monumentos o sitios de gran renombre, posee un núcleo antiguo de origen gótico que, luego de una reconstrucción, le da un valor agregado a esta localidad.

Pals se llena de visitantes cada fin de semana. Te llamará la atención su larga playa (dividida en Platja Gran, al sur, y Platja del Grau, al norte), que está recomendada para el submarinismo y los deportes acuáticos. De igual manera, ofrece calles empedradas y casas doradas con flores. Si viajas con niños o quieres realizar un picnic, entonces debes ir a la Torre Mora, una construcción del siglo XV habilitada para pasar un rato agradable.

9. Miravet

Miravet

Miravet es uno de los pueblos de Cataluña más famosos. Pertenece a la provincia de Tarragona, en la comarca de Ribera de Ebro. Tiene apenas 700 habitantes y en un par de horas lo puedes conocer a profundidad. Puedes recorrer Miravet fácilmente, su acceso es simple y las diversas opciones de transporte hacen que sea muy sencillo de transitar por él.

Es uno de los pueblos más bonitos de Cataluña que ha servido de asentamiento de toda una serie de pobladores desde la Prehistoria hasta la actualidad. ¿Te interesa conocerlo? Miravet posee su Castillo Templario, de origen islámico, el principal atractivo y uno de los puntos más fotografiados.

El valor de la entrada al castillo de Miravet es de 3.50 €, aproximadamente. Tienes dos formas de llegar, caminando cerca de 15 minutos o en coche. ¡Una vez frente al castillo te sorprenderán sus murallas! Por su parte, en el casco antiguo de este pueblo tienes varias paradas obligatorias: el molino viejo, la iglesia vieja, la sede de la Aljama y el Portal del Motxi.

10. Montblanc

Montblanc | Pueblos de Cataluña

El pueblo de Montblanc ostenta el título de Villa Ducal desde 1387. Es uno de los pueblos de Cataluña que no te puedes saltar en tu recorrido por los mejores pueblos de esta región. Cada 23 de abril Montblanc se prepara para celebrar la Semana Medieval, una actividad que se extiende por siete días en la que participan locales y visitantes. El objetivo es recrear escenas de los oficios y del día a día de aquella época. ¡Todo lo que se organiza te hará sentir en una leyenda de dragones y caballeros!

Montblanc actualmente conserva el mayor recinto amurallado de Cataluña. De hecho, si contratas uno de los tours guiados del Ayuntamiento te llevarán a este lugar como punto más icónico del pueblo. ¡Y hasta te permitirán subir algunas de sus torres! De igual manera, puedes ir hasta el Convento de San Francisco, la Iglesia de Santa María y la calle Mayor.

Hemos culminado nuestro recorrido por los pueblos costeros y pueblos de montaña de Cataluña, esos rincones de los que comúnmente no se habla. Cada uno de estos pueblos no solo destacan en belleza, sino que dan muestra del Medievo y con sus particularidades nos invitan a perdernos en sus calles, que normalmente son sinuosas, adoquinadas y estrechas. ¿Cuáles pueblos de Cataluña se han convertido en tus favoritos? ¡Déjanos un comentario!

Sigue explorando Cataluña: 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.