Vota el post!

¿Eres un viajero curioso y quieres descubrir itinerarios inusuales que mezclan  encanto, misterio y cultura? Hoy desde el Viajero Feliz te desvelamos tres lugares casi desconocidos que deberías visitar si te vas de viaje a Milán: un cementerio-museo al aire libre, la Stretta Bagnera con el terrible secreto que esconde y la Casa 770. ¿Preparado para descubrir la cara oculta de una de las ciudades más importantes de Italia?

1. Cementerio Monumental

Es difícil pensar en los cementerios como lugares en los que admirar obras de arte, pero uno de ellos se encuentra en Milán y es el Monumental. Impresionante, lleno de historia y sobre todo de muchas anécdotas, es sin duda el museo al aire libre que más se puede comparar con el de París.

Cementerio Monumental Milán

Abierto en 1866, lo que inmediatamente llama la atención de ese lugar es el gran patio en la entrada que con su interminable escalera te lleva al corazón del cementerio donde se encuentra el Famedio, el templo funerario que acoge las tumbas de muchos personajes famosos, entre ellos Alessandro Manzoni.

Enriquecido durante el tiempo por numerosas esculturas de género clásico y contemporáneo, como templos, obeliscos y otras obras como la «Edicola Bernocchi», este cementerio se ha ganado totalmente el título de museo. Atravesado por largos y blancos senderos se divide en tres zonas distintas que separan las diferentes religiones: la zona central para los católicos, la derecha para los judíos, y la izquierda reservada para todos los ciudadanos de otras religiones.

2. La Stretta Bagnera y el Monstruo de Milán

Via Bagnera. ¿Qué  secreto oculta esta estrecha callejuela de horrores que fue testigo de los actos horribles del más conocido asesino en serie italiano? No todos los milaneses conocen este rincón escondido de la ciudad y la truculenta historia del monstruo de la Stretta Bagnera.

Stretta Bagnera

No muy lejos de Turín, en el casco histórico, vivía y trabajaba Antonio Boggia. Al apariencia un hombre bueno y amable,  cometió uno de los más crueles actos de violencia que la ciudad llegó a conocer, matando y cortando en pedazos a 4 pobres víctimas entre el 1849 y el 1859. Los cuerpos fueron ocultados en un almacén de su propiedad en un edificio de la Stretta Bagnera, aterrorizando Milan 30 años antes de los actos infames del legendario asesino en serie inglés, Jack el Destripador. Antonio Boggia fue posteriormente descubierto y ejecutado en la horca en  el 1861.

Hoy en día todavía, caminar entre los altos muros de esta silenciosa calle despierta cierta sensación de miedo e inquietud que te lleva a pensar que podrías ser la víctima de una emboscada inminente.

3. La Casa 770

Otro lugar inusual para visitar en Milán es la Casa 770. El origen de su nombre tiene raíces profundas: de hecho, en el ‘400, una comunidad de judíos ortodoxos de Lubavitch, se trasladó a Nueva York para escapar de la guerra. Aquí compraron, en el 770 de Brooklyn, una casa de estilo gótico con tradicionales techos inclinados y ladrillos rojos. Debido a la devoción por el rabino Yoseph Yitzchak Schneerson, la comunidad empezó a considerar esta construcción un lugar de culto.

 

Casa 770 Milán

Desde entonces otras 12 casas parecidas fueron construidas por el mundo: en Argentina, Canadá, Israel, Brasil, Australia y, por supuesto, en Milán, donde se puede encontrar y admirar en Via Poerio 35.

¿Conoces Milán? Cuéntanos tu experiencia y sigue conociendo ese país tan maravilloso como es Italia visitando otros de sus encantadores pueblos.

Imágenes: TotoDanilo, Marco, me cojoni

2 Comentarios

  1. Yo tuve la oportunidad de ir al cementerio monumental de Milán y realmente es algo sin igual!!! Los Q van a Milán tienen esa visita obligada a este lugar!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.