Todo viajero que se declare enamorado de la Vieja Europa, tiene a Italia entre sus destinos más valorados. Esta nación bañada por una larga extensión de la costa mediterránea, se ha erigido como una pieza trascendental en la historia de la humanidad. Basta con recordar maravillas arquitectónicas como el Coliseo, la Torre de Pisa, los románticos canales de Venecia, las afamadas calles de Milán o los pintorescos pueblos de Italia, para entender por qué este país se ha convertido en uno de los destinos turísticos más cotizados. Si bien las grandes ciudades son completamente alucinantes, los pueblos italianos han venido ganando adeptos, por su ambiente de calidez, tranquilidad y romance. Lugares como Portofino, Capri o Riomaggiore se cuentan entre los pueblos más bonitos de Italia, en los que locales y foráneos pueden vivir experiencias inolvidables.

También destaca en este país, todo lo que se asocia a la variada y rica cultura de su gente. Entre las curiosidades de Italia, llama la atención entre los extranjeros, el estrecho vínculo que los italianos mantienen con sus madres a lo largo de toda la vida. Se dice incluso que el buen italiano siempre tiene el corazón dividido, una parte pertenece a la mamma, y la otra a su esposa. Y en parte de esta cuestión, nace otro de los atributos que distingue a Italia en el mundo entero: la gastronomía. La comida de la mamma y de la nonna italiana es de las mejores del mundo, al punto de expandirse prácticamente hasta el último rincón del planeta.

Los pueblos de Italia son escenarios ideales para disfrutar de una exquisita pasta, una rica pizza y un buen vino. El cierre ideal puede ser una torta de tiramisú, una panna cotta o un gelato italiano sin igual. Si ya estás decidido a visitar este legendario destino turístico, perderte en las calles de los pueblos más bonitos de Italia, tomar las mejores fotografías viajeras y construir vivencias para el recuerdo, acompáñanos en El Viajero Feliz, y conozcamos juntos los rincones más bellos y pintorescos de Italia.

Los pueblos de Italia que te enamorarán

1. San Gimignano

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. San Gimignano

En el corazón de La Toscana, entre Florencia y Siena, se enclava un poblado fantástico, en cuyas calles podemos transportarnos a la época medieval. San Gimignano es una encantadora población que se alza sobre una colina, y alberga en su casco central trece increíbles torres que datan del siglo XIII. El auge de esta población en aquellos lejanos siglos, se debía a su privilegiada ubicación, en el camino hacia Roma. Su casco histórico está presidido por la Piazza della Cisterna, una plaza triangular rodeada de encantadoras casas medievales. Entre sus altas torres y murallas destaca la Torre Grossa, construida en piedra. Muchas de las calles son estrechas y solo peatonales. El Duomo di San Gimignano, una antigua e impresionante iglesia, ataviada con frescos de Ghirlandaio es otro de los puntos más importantes de San Gimignano, uno de los más lindos pueblos de Italia.

2. Riomaggiore

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Riomaggiore

Cinco pueblos de Italia conforman el Cinque Terre, uno de los mejores destinos de verano del país. Riomaggiore es el último de ellos, y sin duda, el más pintoresco y acogedor. Lo encontramos en la región de Liguria, en la provincia de La Spezia.  Muchos de sus menos de dos mil habitantes se dedican a las labores de pesca, y aunque es un poblado pequeño, la cercanía del mar y la alegría de su gente lo dotan de una energía especial. Entre sus atractivos destaca el colorido malecón de piedras, que desde la orilla del mar, da una de las más lindas vistas de la zona. Sus casas multicolores, empinadas sobre la montaña, se extiende a lo largo de ella desembocando en la orilla. Es sin duda, uno de los pueblos más bonitos de Italia, en el que podrás obtener tus mejores recuerdos y postales viajeras.

3. Varenna

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Varenna

Es imposible hablar de los pueblos de Italia, sin mencionar a la encantadora Varenna. Esta preciosa comuna italiana enclavada en la región de Lombardía, apenas supera los ochocientos habitantes, y visitarla es la posibilidad de vivir un auténtico cuento de hadas. Se alza como uno de los pueblos italianos a orillas del Lago de Como, al norte del país. El paisaje prealpino domina esta región, y es parte de los encantos de Varenna. Su pequeña playa es ideal para descansar, admirar el paisaje o refrescarte en sus aguas.

También destacan las múltiples tiendas de artesanía y gastronomía local. Una de sus paradas imprescindibles es la visita a la Villa Monastero, una hermosa casa y museo histórico desde donde se aprecian las mejores vistas del Lago de Como. La antigua iglesia de San Giovanni, edificada sobre un viejo templo romano, los parques y sus empinadas escaleras, los miradores llenos de vegetación y las vistas panorámicas son algunos de los encantos que incluyen a Varenna entre los pueblos más bonitos de Italia.

4. Belgirate

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Belgirate

Si eres de los viajeros que se deja seducir por los más pequeños e íntimos pueblos italianos, Belgirate será tu destino ideal. Se trata de una encantadora comuna italiana en la provincia de Verbano-Cusio-Ossola, en la región de Piamonte. Su territorio sirve de hogar a poco más de quinientos habitantes, sin embargo, en temporadas turísticas, esta cifra puede incrementarse notoriamente. Entre los pueblos italianos, Belgirate se destaca por tener el microclima más agradable de la costa piamontesca del lago Maggiore, en cuyas cercanías se alza. Templado en invierno y fresco en verano, es un pueblo pensado para el disfrute. Su amplia oferta gastronómica, de hospedajes y bares típicos, le darán al viajero una experiencia de total confort.

5. Portofino

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Portofino

También un clásico entre los pueblos de Italia, encontramos a Portofino, una encantadora población pesquera en la costa de la Riviera italiana, al sureste de la ciudad de Génova. A diferencia de otros pueblos italianos, un poco más alejados de la civilización y las características propias de la vida urbana, Portofino se distingue por el lujo: tiendas de moda exclusivas, finos restaurantes de mariscos, y lujosos yates alrededor del puerto, integran su paisaje. Posee una pequeña Piazetta adoquinada, que se rodea por encantadoras casas pintadas de colores pasteles. Otro de sus atractivos es el Castello Brown, una imponente fortaleza que encuentra su origen en el siglo XVI, y que en la actualidad funciona como museo. Disfrutar desde acá la vista de Portofino, te hará entender por qué se cuenta entre los pueblos más bonitos de Italia.

6. Manarola

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Manarola

Formando parte del grupo de los pueblos costeros del famoso Cinque Terre, Manarola se suma a esta lista de los más lindos pueblos de Italia. Se distingue por sus encantadoras casas de colores, enclavadas en la piedra, que dotan al paisaje de una energía y vivacidad incomparables. La arquitectura original y su fantástica gastronomía, hacen de este poblado costero un lugar encantador para explorar la más autóctona esencia del gentilicio italiano. Lo que más llama la atención del pueblo es la Via di Mezzo, la calle principal sobre la que se disponen multitud de restaurantes, bares, tiendas de regalos y pintorescas artesanías locales.

7. Capri

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Capri

La isla de Capri se erige desde siempre como uno de los más fantásticos destinos turísticos de Italia. Situada en la parte sur del golfo de Nápoles, en continuidad con la península sorrentina, recibe cada año a miles de visitantes. En su interior encontramos uno de los pueblos más bonitos de Italia, que se reconoce con el mismo nombre de la isla. Se trata de un poblado de poco más de siete mil habitantes, que está pensado para brindar al turista una experiencia inolvidable. Su punto de entrada es la famosa Piazzeta, que es por sí misma una atracción. Bares, restaurantes y tiendas la rodean, y a su lado encuentras una terrada panorámica con magníficas vistas del puerto, del mar, y en los días claros, de Nápoles y del volcán Vesubio. Luego de visitar Capri, tu también lo incluirás entre los mejores pueblos de Italia.

8. Ravello

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Ravello

De los pueblos italianos enclavados en la Costa Amalfitana, encontramos a Ravello. Alzado a 365 metros sobre el nivel del mar, es uno de los pocos pueblos de esta costa que no posee playas, sin embargo esto no afecta en nada su encanto. Se trata de una antigua ciudad, cuya fundación se rastrea hasta el siglo V, fecha en la que era refugio de algunas familias de la alta sociedad de Amalfi, en momentos de conflictos internos entre grupos familiares poderosos. Lo mejor de Ravello son sus hermosas vistas, desde las que se aprecia toda la belleza de la costa. La Villa Rufolo destaca entre los lugares con mejor panorama de la Costa Amalfitana y el Golfo de Salerno.

9. Civita di Bagnoregio

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Civita di Bagnoregio

Los pueblos de Italia tienen una belleza singular, pero entre ellos, Civita di Bagnoregio es un lugar en el que se respira la más pura magia y fantasía. Se trata de un poblado con orígenes etruscos y medievales que se alza en la cima de una montaña de toba. Sólo puede llegarse a él a través de un estrecho puente peatonal, en el que captarás vistas inolvidables. Civita di Bagnoregio se apoda la ciudad que muere, en virtud de la indetenible erosión de las rocas de toba sobre las que se erige. Durante los días de niebla abundante, el pueblo parece estar suspendido en el vacío, dando la sensación de vivir un verdadero cuento.

10. Matera

Los 10 pueblos de Italia más bonitos. Matera

Y cerramos este recorrido por los más lindos pueblos de Italia, con la famosa ciudad de las piedras. Matera, con sus intrigantes y milenarios paisajes, sirvió de escenario a las grabaciones de la película La pasión de Cristo. Desde entonces, su potencial turístico se incrementó notoriamente. Gran parte del pueblo es peatonal, y tiene abundantes inclinaciones, así que es ideal para los viajeros que gustan de caminar. Sus callejuelas, casas, balcones e iglesias de piedra, destacan entre sus principales atractivos. La energía milenaria que se respira en el ambiente de Matera, la convierte en uno de los imprescindibles entre los pueblos italianos.