En El Viajero Feliz sabemos que Marruecos es uno de los destinos más exóticos del mundo. Aunque es famoso por albergar decenas de sitios increíbles, Marruecos se distingue por su cultura exuberante y sus lugares secretos o con un legado que permanece hasta nuestros días, unos verdaderos tesoros que le brindan a los turistas la oportunidad de admirar un paisaje único. Ese es el caso de Ait Ben Haddou, un punto de visita obligada, si estás pensando en visitar este bello país norteafricano.

Quizás ya hayas visto algunos de los sitios que ver en Ait Ben Haddou en algún film, porque su enorme misterio y la belleza que desprende han hecho que en varias oportunidades se convierta en set de grabación de series y películas. ¿Te gustaría saber más? ¡Acompáñanos en este nuevo artículo!

Ait Ben Haddou, el lugar más fascinante de Marruecos

Ait Ben Haddou

Ait Ben Haddou se ubica en la provincia de Uarzazat, en la región de Draa-Tafilalet, Marruecos. Se trata de una espectacular ciudad construida con arcilla y piedra, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. Con el paso de los años se ha convertido en un gran atractivo turístico.

Ait Ben Haddou es el ksar más monumental de todo Marruecos. En ese sentido, un ksar es una especie de pueblo fortificado que está compuesto por numerosas kasbahs en su interior. Si tienes la oportunidad de visitarlo, no lo dudes ni por un segundo. Ait Ben Haddou tiene una arquitectura bastante particular y adentrarse en sus calles laberínticas es una experiencia inolvidable.

Historia de Ait Ben Haddou

ksar en Marruecos

La historia de Ait Ben Haddou es un poco imprecisa debido a que no sé sabe con exactitud cuándo inició su construcción. De esta manera, algunos historiadores afirman que su fundador fue Ben Haddou, quien estableció una tribu en ese lugar cerca del año 757, mientras que las construcciones actuales datan de un período comprendido entre el siglo XI y el siglo XVII.

Ait Ben Haddou en la antigüedad estaba en una de las más codiciadas rutas de los comerciantes entre Marrakech y el Sáhara. También era un importante punto estratégico, porque allí se unía la antigua Sudán con las ciudades imperiales. Esto hizo que la ciudad ganara popularidad y se fuera expandiendo. Para la época, estos trayectos tardaban meses, sin embargo, esta ciudad ofrecía todo lo que un viajero pudiese necesitar: posada, mezquita, granero.

Ait Ben Haddou estuvo a punto de desaparecer, ya que cuando se acabó su esplendor comercial muchas de las construcciones quedaron deshabitadas. De hecho, hubo muchísima vulnerabilidad en cuanto a las construcciones de adobe. Sin embargo, gracias a los recursos otorgados por la Unesco, organizaciones privadas y las ganancias que han dejado algunas películas, se ha podido conservar este sitio. Tanto así que hoy ofrece servicios dedicados al turista, como cafés, hoteles y restaurantes.

Y aunque parezca una ciudad deshabitada, ¡no lo es! Aún sigue ocupada por algunas familias, aunque durante los calurosos días de verano es complicado ver a gente pasear, ya que parecen perderse entre las sombras de las laberínticas callejuelas y pasadizos subterráneos. Pero lo que sí es cierto es que muchos de sus habitantes decidieron buscar una mejor calidad de vida y asentarse en el pueblo o Villa Nueva que es donde reside la mayoría, muy cerca del río Ounila.

Ait Ben Haddou, una ciudad de cine

Ksar de Marruecos famoso en el cine

Ait ben Haddou ha sido elegida como lugar de rodaje tanto para películas como para series televisivas, entre ellas, Game of Thrones. El perfil de las construcciones, sus condiciones climatológicas, el entorno impresionante y la gentileza de su gente han visto pasar varios equipos de filmación a lo largo de muchas décadas.

Las películas grabadas en Air Ben Haddou han sido:

  • Gladiator.
  • La Momia.
  • Lawrence de Arabia
  • La Joya del Nilo.
  • 007: Alta tensión.
  • La última tentación de Cristo.
  • El reino de los cielos.
  • Prince of Persia: The Sands of Time
  • La Reina del Desierto.

Qué ver en Ait Ben Haddou

Ait Ben Haddou, Marruecos

1. Ksar de Ait Ben Haddou

El ksar muestra imponente sus edificaciones construidas sobre una colina de 100 metros de altura, coronados por torres que sirven de defensa, similares a los castillos medievales. Estos ksar fueron antiguamente grandes pueblos bereberes amurallados, diseñados con el objetivo de defender las casas y las cosechas. Es todo un ejemplo de construcción estratégica: se ubican frente a una montaña y rodeada por torres angulares con una muralla defensiva.

Este ksar, también, es una muestra de cómo se usaban antiguamente los materiales como el adobe, tierra, paja y madera para la construcción. Tiene tres puertas de acceso, desde donde vas a poder tener un acercamiento a los kasbah de Ait Ben Haddou, que son una muestra de la forma de vida en esta ciudad.

Para visitar este ksar no es necesario contar con un guía, aunque si lo prefieres puedes contratar a alguno que de seguro estará ansioso por mostrarte el lugar a cambio de algunas monedas. Eso sí, asegúrate de regatear muy bien el precio, ya que algunos suelen elevar los costos para aprovecharse de los visitantes desprevenidos.

2. Torre del homenaje de la Kasbah

La torre del homenaje de la Kasbash es un lugar prácticamente histórico, que se ha convertido en una huella del esplendor fortificado de este ksar. Hoy en día está prácticamente en ruinas, pero si subes hasta su cima, podrás disfrutar de las mejores vistas panorámicas de esta ciudad. ¿Te animas?

3. Ounila Valley

El valle de Ounila era conocido por ser el principal paso entre las ciudades del norte de Marruecos y las rutas de caravanas del desierto del Sahara. Es allí donde se puede encontrar Ait Ben Haddou. Es un paisaje caluroso, lleno de arena y con un característico tono rojizo.

Además de este ksar, hay otros pueblos que se extienden a lo largo del Ounila Valley. El más poblado es el que se extiende a lo largo del río del mismo nombre, justo por donde pasa la carretera.

Allí descubrirás fósiles y minerales autóctonos que, aunque deberían cuidarse como joyas arqueológicas, el Estado aún no cuenta con el presupuesto necesario para protegerlas. En el pueblo también podrás encontrar artesanías marroquíes de todo tipo: vasijas de barro, herramientas de hierro, cintos de cuero, lana, vidrio artesanal y unos cuantos pequeños tesoros más.

Cómo ir de Marrakech a Ait Ben Haddou

Ksar en Marruecos

La distancia de Marrakech a Ait Ben Haddou es de aproximadamente 181 kilómetros. Es un recorrido que te tomará un poco más de tres horas y media en completar. Hay varias alternativas de transporte:

  • En vehículo particular. En la ciudad de Marrakech puedes rentar un auto, evita perderte llevando contigo un GPS.
  • Alquilar un taxi. Esta opción está disponible en Marrakech, pero no tendrás libertad para escoger tus horarios, además de que en la mayoría de los casos tendrás que compartir el viaje.
  • En autobús. Es una forma muy económica, pero los recorridos suelen demorar mucho más y tendrás que esperar hasta el día siguiente para poder regresar a Marrakech.

Merece la pena visitar el Ksar con detenimiento, entrar en sus casas y observar sus curiosas construcciones y estilos decorativos. Podrás quedarte unos días si te alojas en un hotel o contratar una excursión de un día si vienes desde Marrakech. ¡No te lo pierdas!

¿Qué te ha parecido Ait Ben Haddou?, ¿deseando conocerlo?, ¿lo has visitado ya? Déjanos un comentario y comparte tu opinión con todos.

Descubre mucho más Marruecos: 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.