Ni el frío ni las escasas horas de luz en Laponia durante el invierno se han convertido en un obstáculo para el turismo, al contrario, año tras año ha ido aumentando considerablemente. La belleza de los paisajes, las auroras boreales y la mágica atmósfera que envuelve Laponia consiguen dejar una huella imborrable a todo aquel que la visita. Pero ¿sabes qué hacer exactamente si viajas allí en pleno invierno?

Primer paso: abrígate bien

Los complementos ideales para este viaje serán, sin duda, el gorro, el buf, las manoplas y unas buenas botas con forro interior y, si puede ser, no demasiado ajustadas para que se pueda llevar más de un calcetín sin problemas.

Guantes

Además, sería conveniente llevar unas tres capas de ropa encima. La ropa interior debería ser térmica o de lana (calcetines, pantalón largó y camiseta), la segunda capa podría ser de algodón (pantalón y jersey) y la tercera tiene que proteger del viento y del frío (como un traje de esquí).

Segundo paso: disfrutar

Dormir en Laponia

Dormir en cabañas y refugios puede ser una curiosa experiencia. Ambos suelen ser de madera y suelen estar rodeados de naturaleza, y sumergido en este ambiente quizá se produce una de esas espectaculares auroras boreales que dejaría a cualquiera sin aliento.

Tienda sami

Existe la posibilidad de dormir en una clásica tienda sami (lavvus y kotas), que son parecidas a un tipi indio pero mucho más anchas y bajas, a las que se puede acceder en trineo y donde se duerme entre pieles de reno. Sin embargo, aquellos que no quieran perder de vista el aspecto gélido de Laponia pueden alojarse en un original hotel tallado en hielo.

Las tradiciones sami

Un viaje no es un viaje si no se descubren en primera persona las tradiciones de ese lugar. El 6 de febrero es el Día del Pueblo Sami, fecha en la que tuvo lugar el primer congreso nacional, y se conmemora con mercados y carreras de renos que duran toda la semana.

Para este curioso pueblo, el año empieza en mayo, momento en el que nacen las crías de reno. Y cuando los días empiezan a ser más largos y el invierno empieza a llegar a su fin, los samis aprovechan para reunirse y celebrar ritos, bailes, bodas, bautizos, etc.

Renos

Actividades en la nieve

Tanto agencias como hoteles organizan varias actividades para practicar en la nieve: esquí alpino, esquí nórdico, paseos en trineo tirado por renos o huskies, itinerarios con raquetas, pesca bajo el hielo, baños en un lago helado tras la sauna,…

Trineo

Y si se viaja con niños la aldea de Santa Claus puede ser una buena excursión y la Finnmarkslopet, una carrera de trineos en la que participan más de cien mushers con sus perros, puede ser muy curiosa y espectacular. ¿No te parece ahora Laponia una maravilla?

Fotografías: BMcIvrJuanjo MarinlibargutxiMaria Victoria RodriguezMats Andersson

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.