Rodas, a la sombra del coloso
Vota el post!

“Hija amada de Venus” y “adorada esposa del Sol” son los merecidos halagos que el poeta Píndaro dedicó a esta bellísima isla griega. Una isla en la que se entremezclan historia y mitología, hermosas ciudades e increíbles parajes naturales. Rodas es un paraíso para los amantes del mundo antiguo y de la Edad Media, pero también un lugar donde disfrutar de idílicas playas e increíbles valles.

Casco histórico medieval

En el interior de una maravillosa y espléndidamente conservada muralla se encuentra la ciudad medieval, declarada Patrimonio de la Humanidad. Un entramado de callejuelas jalonadas por nobles palacios que fueron propiedad de los caballeros de la Orden de San Juan. De entre todos destaca el Palacio del Gran Maestre, un imponente edificio defensivo levantado en el siglo XIV, arrasado por una explosión a mediados del siglo XIX y reconstruido pocas décadas más tarde con todo su esplendor.

Rodas-Palacio-Gran-Maestre

En el casco viejo no hay que dejar de visitar otro buen número de monumentos, edificios y rincones interesantes, entre ellos la catedral, las distintas puertas de entrada a la ciudad, el Hospital de los Caballeros o el barrio judío.

Restos arqueológicos

Muy cerca de la ciudad de Rodas se encuentra la Acrópolis, uno de los más hermosos recintos arqueológicos de la isla. Aquí se pueden admirar los restos del teatro, del antiguo gimnasio o del templo de Apolo.

Rodas-Acropolis

Kamiros es otro de los grandes puntos de interés. Descubierta en 1929, en lo alto de una ladera frente al mar, un recorrido por los restos de su ágora, sus acueductos o los mosaicos de sus suelos permiten hacerse una idea de cómo era la vida en esta ciudad.

Sus increíbles playas

Rodas es también conocida por su fantástico clima y sus maravillosas playas: unas son de fina arena y otras de guijarros, pero todas ellas con unas aguas asombrosamente cristalinas. Entre las más conocidas están las de Lalissos, Afandou o Fourni.


Rodas-playas

El valle de las mariposas

Un fantástico lugar de vegetación exuberante, senderos semiescondidos, pequeños ríos y lagunas. Pero su gran atractivo no es este ambiente encantador y recogido, sino las miles de mariposas que lo han convertido en su hábitat natural. Las encontrarás sobre las rocas, sobre los troncos o desplegando toda su belleza en el aire.

 Rodas-Valle-de-las-Mariposas

Del coloso de dimensiones extraordinarias que se dice recibía y guiaba a los visitantes solo queda un recuerdo. La descomunal estatua, que fue considerada como una de las siete maravillas del mundo antiguo, fue destruida por un terremoto unas pocas décadas después de su construcción. Rodas aún se asocia con ella, sin embargo, la isla merece ser recordada y señalada por la riqueza y la belleza que sigue mostrando orgullosa a los visitantes.

¿Te ha gustado? Compártelo y sigue conociendo rincones maravillosos como Santorini, la isla griega azul y blanca.

Imágenes: M0tty/Pauline M, Wknight94 talkKareljWknight94 talkChell Hill.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.