Viaje a Roma 4 días sin perderse nada
5 con 1 voto[s]

Uno de los regalos de estas Navidades fue unas «mini-vacaciones» a Roma durante el puente de Mayo. A pesar de que tanto Berta como yo habíamos estado anteriormente en esta maravillosa ciudad, había pasado mucho tiempo desde aquello y no habíamos tenido la oportunidad de visitarla juntos.

Roma es una ciudad en la que podrías pasar dos semanas y aún te quedarían cosas por ver; visitarla en 4 días sin perdernos nada y disfrutando de su cocina con un tour gastronómico era todo un reto.

Antes de viajar allí, pasamos dos días planeando nuestro tour, el resultado mereció la pena.

Visitar Roma en 4 días

Día 1 – La llegada

Nuestro avión llegó sobre las 8,30 a Roma Fiumicino, habíamos comprado online los billetes del bus de Terravision que nos debía llevar al centro (Primer Error). Al ser el puente de Mayo había cientos de turistas que como nosotros habían comprado billetes de Terravision, era tan larga la cola que tardamos más de una hora y media en coger un autobús. La recomendación es que en días de tanta afluencia de turistas es mejor utilizar otros medios de transporte que pese a ser un poco más caros pueden ahorrarte unas cuantas horas de espera.

Nuestro autobús nos dejaba en la estación de Termini (aproximadamente 45 minutos de trayecto), allí cogimos un taxi que nos llevó hasta Plaza del Popolo, a unos pocos metros teníamos nuestro magnífico apartamento: Corso Green Studio. Su propietaria Marcella, una simpática Italiana, nos estaba esperando para enseñarnos como funcionaba todo, invitarnos a unas botellas de agua y unos aperitivos y darnos unas cuantas señas de puntos interesantes a visitar. (Si tienes la oportunidad de alquilar su apartamento si viajas a Roma, no lo dudes, hazlo). En cuanto dejamos nuestras cosas en el apartamento, nos preparamos y comenzamos el tour, eran las 12.00 del medio día y teníamos unas ganas enormes de visitar la ciudad.

Visitas Mañana

Comenzamos el tour visitando Piazza di Spagna, sin lugar a dudas una de las plazas más bonitas de Roma, su fuente central y su escalinata que sube hasta la iglesia Trinità dei Monti la convierten en un emblemático punto de encuentro en Roma. Es recomendable visitarla temprano por la mañana o al anochecer, de otro modo te la encontrarás plagada de turistas como nos pasó a nosotros. Cuando terminamos de pasear por la plaza, nos dirigimos hacia la Piazza Colonna, donde se encuentra la columna de Marco Aurelio con un impresionante relieve en espiral que narra sus hazañas militares. Seguidamente caminamos un poco más hasta llegar a la Fontana di Trevi, uno de los puntos de interés más conocidos de Roma, tuvimos mala suerte porque se encontraba en obras, aún así lanzamos una moneda.

Plaza-de-España

Nuestro siguiente destino era el Monumento a Vittorio Emanuele, un mastodóntico edificio conmemorativo construido en mármol blanco. Se puede visitar su interior, donde se encuentra el monumento al soldado desconocido, e incluso subir a algunas de sus terrazas. Volvimos a salir a la calle y nos fuimos directos a la Piazza del Campidoglio que se encuentra justo detrás, es una plaza que fue proyectada por Miguel Ángel y a través de la cuál se puede acceder a visitar la estatua de Rómulo y Remo y a un mirador desde el que se pueden ver unas bonitas vistas del Foro Romano.

vittorio-emanuele-monumento

Eran las tres de la tarde y el hambre comenzaba a hacer mella así que salimos del Campidoglio y visitamos el teatro Marcelo, uno de los más grandes de la antigua Roma y a su vez un edificio muy singular ya que en la parte superior se construyeron casas que le dan un aspecto muy pictórico.

Visitas Tarde

Después de comer fuimos al apartamento, descansamos durante una hora y volvimos a la acción. Salimos en dirección a la Piazza di Popolo para hacerle unas fotos al obelisco y entrar en las iglesias gemelas (Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto). Seguidamente visitamos la basílica de Santa Maria del Popolo que se encuentra en la misma plaza, en esta basílica se puede admirar una de las obras maestras de Caravaggio, la crucifixión de San Pedro.

Desde la piazza di popolo subimos por el Pincio hasta Villa Borghese, uno de los parques más grandes de Roma desde el cuál se pueden admirar grandes vistas de la ciudad. Es un parque bastante grande y es por ello que decidimos alquilar una bicicleta para dos con la que recorrer los puntos más destacados del parque: El templo de Esculapio, el reloj de agua, la galería Borghese y los estanques y fuentes que salpican el parque.

Pincio

Ya se estaba haciendo tarde así que volvimos al centro y paseamos por las calles con un helado en mano mientras esperábamos a que llegara la hora de cenar. ¡Mañana teníamos muchas cosas que ver!

Día 2 – Ciudad antigua
Visitas Mañana

El día dos nos despertamos realmente pronto por la mañana para ir a visitar el Coliseo y el Foro Romano, si quieres verlos sin hacer grandes colas más vale que estés preparado en la puerta en cuanto abran. Con la entrada al Coliseo puedes acceder al Foro Romano y viceversa, nosotros comenzamos por el Coliseo que es lo que más rápido se suele colapsar y después pasamos al Foro Romano no sin antes visitar el arco de Constantino que está situado entre ambos.

Coliseo-Romano

Sobre las 12.00 del mediodía ya habíamos terminado en el foro así nos dirigimos hacia el Circo Máximo, se trata de un antiguo hipódromo romano del que actualmente se conserva poco o nada, es interesante verlo únicamente por imaginar las dimensiones y porque viene de camino hacia la iglesia Santa Maria in Cosmedin, la iglesia donde se encuentra la famosa Bocca della Verità. Allí mismo se encuentra el templo de Hércules y el templo de Portunus, así que aprovechamos para verlos y buscamos un sitio para comer.

Visitas Tarde

Cogimos un taxi que nos dejó lo más cerca posible del Panteón de Agripa, una maravilla arquitectónica que no puedes dejar de visitar. Cerca de allí se encuentra la Plaza Navona donde vimos sus tres famosas fuentes (incluida la Fuente de los Cuatro Ríos de Bernini) y la iglesia Sant’Agnese in Agone.

Plaza-Navona

Cuando terminamos en la Plaza Navona cogimos un taxi que nos llevo hasta la basílica de Santa María della Vittoria, que esconde una de las joyas de la escultura italiana: el éxtasis de Santa Teresa esculpido por Bernini. El siguiente punto de nuestra ruta era la Cripta Capuccini, uno de los pocos lugares en Roma en los que hay que pagar por entrar, aunque la verdad es que merece la pena. Se trata de un museo privado que además tiene una cripta que guarda todos los huesos de cientos de monjes capuchinos ordenados formando esculturas llenas de simbolismo que le dan un aspecto macabro a la vez que interesante. (El precio de la entrada fueron unos 8€)

Cripta-monjes-capuchinos

Día 3 – Vaticano
Visitas Mañana

No te puedes ir de Roma sin visitar el Vaticano y los museos Vaticanos. Nos despertamos por la mañana temprano para ser de los primeros en entrar en el estado de la Santa Sede. Las colas que se forman son enormes y si no quieres pasar unas cuantas horas al Sol, es mejor que madrugues un poco. Cuando llegamos allí éramos de los primeros en la cola para entrar en la basílica de San Pedro. Después de pasar por la línea de seguridad por fin estábamos dentro, no importa cuantas veces hayas estado en esta basílica porque siempre te sorprende. Es enorme, brillante, preciosa…imprescindible. Cuando visites la basílica no te olvides de bajar al nivel inferior ni de subir a la cúpula, merece mucho la pena.

Vaticano

Cuando terminamos con San Pedro nos fuimos directos hacia los museos Vaticanos, en ellos puedes perder horas e ¡incluso días!. Están repletos de colecciones de arte maravillosas de artistas como Caravaggio, Guido Reni, Sandro Botticelli o Miguel Angel…¡Cuando veas la capilla sixtina por primera vez, se te caerá la baba!

Visitas Tarde

Cuando terminamos con los museos cogimos un autobús que nos dejó cerca del Trastevere, uno de los barrios históricos de Roma en el que da gusto perderse y caminar, visitamos la basílica de Santa María en Trastevere y nos fuimos en dirección al Monte Gianicolo. 

Si te atreves a subir las interminables cuestas del Monte GIanicolo podrás disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad. Este monte presidido por la estatua ecuestre de Garibaldi, es un lugar de encuentro para parejas de Roma y turistas que quieren pasar un rato romántico, también es un lugar ideal para los amantes de la fotografía por sus estupendas vistas.

Trastevere

Cuando terminamos de disfrutar de las vistas, bajamos la montaña y cenamos en uno de los románticos restaurantes que hay a sus pies, cuyas terrazas están adornadas por velas. Un final romántico para una tarde romántica.

Día 4 – Tour Gastronómico
Visitas Mañana

Se nos acaba el viaje pero seguimos llenos de energía. A las 11.30 tenemos contratado un Tour Gastronómico, pero antes de que llegue esa hora queremos aprovechar el día así que nos vamos directos a ver el Secreto de Roma. ¿No sabes qué es el secreto de Roma? Entonces no seré yo quién te rompa. Simplemente tienes que dirigirte a la Piazza dei Cavalieri di Malta y mirar por el hueco de la cerradura de la puerta verde.

Después de dar un paseo por la zona, era hora de hacer el Tour gastronómico. Un tour en el que disfrutamos de la AUTÉNTICA gastronomía Romana, nada turística, gastronomía que lleva generaciones fraguándose en el emblemático barrio del Testacio. ¿Quieres saber más de este Tour? Entonces no te pierdas el artículo completo del Tour Gastronómico en Roma. (No apto para hambrientos).

Visitas Tarde

Antes de coger el vuelo para España nos quedaba una visita por hacer, la Basilica di Santa Maria degli Angeli e dei Martiri. ¡No te dejes engañar por la fachada! Lo que vas a encontrar en su interior te sorprenderá. Esta basílica fue diseñada por Miguel Angel y personalmente es una de las que más me gusta de Roma.

Basílica

Ahora ya sólo queda despedirse de esta maravillosa ciudad con la firme promesa de que algún día volveremos. Espero que os sea de utilidad este artículo y cualquier duda que os pueda surgir sólo tenéis que comentarla.

10 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.