En esta segunda parte de los pueblos más encantadores de Portugal, vamos a seguir visitando pequeñas pero maravillosas localidades que deberías visitar. Esperamos que este listado de pueblos pintorescos te sea de gran utilidad para configurar una ruta por este interesante país. Pero antes de comenzar, lee la primera parte de este artículo si aún no lo has hecho.

7. Odeceixe

Odeceixe

Este pequeño y tranquilo pueblo es el lugar de descanso ideal para los turistas en verano. Tiene una espectacular playa justo donde desemboca el río Seixe que además, cuando baja la marea, se comunica con Adegas, una playa nudista. En la plaza Largo 1 de Maio, encontrarás bares y restaurantes, mientras, en la parte alta de Odeceixe destaca un molino de viento que continúa en funcionamiento.

8. Vila Franca do Campo

Vila Franca do Campo

En las Azores está Vila Franca do Campo, un destino muy interesante ya que desde allí se pueden avistar ballenas. Además este pequeño pueblo cuenta con un islote realmente impresionante. Se trata de una pequeña isla de formación volcánica con un anillo que protege una playa interior de las inclemencias del tiempo. Esta abertura se denomina boquete, sus aguas son cristalinas y es por ello que es un lugar ideal para hacer snorkel y submarinismo.

9. Santa María de la Feira

Santa María de la Feira

Para un viaje al mundo medieval, Santa María de la Feira es tu destino. Durante principios del mes de agosto el pueblo se transforma en un auténtico escenario medieval, con enormes banquetes al aire libre, caballeros con armadura, artesanos, herreros, panaderos… todos transportan al turista a la Edad Media. Además en Santa María da Feira podrás visitar su famoso “castelo”, uno de los ejemplos más completos de la arquitectura portuguesa.

10. Podence

Podence

Podence es un pueblito que no supera los 400 habitantes, pero tiene una tradición muy divertida y diferente. Cada año se celebra el carnaval y es cuando aparecen los caretos, hombres disfrazados que cubren sus rostros con caretas de metal, de aspecto diabólico. Su misión, es perseguir a mujeres solteras y casarse… “de mentira”. Esta tradición se remonta desde los tiempos celtas y en ella también se queman enormes muñecos de aspecto aterrador, se bebe vino y se comen los pasteles típicos de la zona.

11. Ericeira

Ericeira

El pueblito pesquero Ericeira es considerado como la reserva de surf de Europa por excelencia y la segunda en el mundo por el Save the Waves Coalition. Además de hermoso y con espectaculares atardeceres, es aclamado a nivel mundial por surfistas profesionales y amateurs. Pero si no te gusta el Surf, no te preocupes, también es un precioso lugar para perderse por sus callejuelas, sobre todo las del barrio de la Iglesia que se encuentran bien delimitadas por bonitas casas blancas con las esquinas pintadas de azul.

12. Cascais

Cascais

Cascais es sinónimo de lujo, sus palacios y mansiones engalanan la orilla del mar. Queda muy cerca de Sintra, en Lisboa. Una vez allí, recomendamos que visites el Museo de los Condes de Castro Guimarães, Faro de Santa Marina, Marina de Cascais, Boca do Inferno, la Ciudadela y, por supuesto, las playas.

Ahora que los conoces todos, ¿cuál quieres conocer primero?

Imágenes: Javier Díaz BarreraFeliciano Guimarães, Cinty IonescuWikimedia CommonsRosinoFrancisco Antunesjaime.silva.