Vota el post!

¿Te gusta conocer auténticas maravillas? Hay una en mitad de la misma Europa, y si eres fan de los espectáculos naturales no te la puedes perder. Las impresionantes caídas de agua del Rhin están ubicadas en Suiza en la ciudad de Schaffhausen. Se trata del salto de agua de más de 20 metros de altura y 150 metros de anchura, formado entre 14.000 y 120.000 años atrás, que convierte el paisaje en un verdadero paraíso. Al visitarlo, lo más seguro es que acabes empapado de pies a cabeza, pero te aseguro que no te importará lo más mínimo. ¿Quieres saber más de estas increíbles cataratas y lo que se puede visitar a su alrededor? ¡Conócelas aquí!

Rheinfallfelsen: La enorme roca

rhin

Quizá la parte más impresionante de este lugar es el Rheinfallfelsen, una gran formación rocosa, como una auténtica mole, que se ubica en el centro de las cataratas y las divide. La erosión a penas la ha desgastado, puesto que las aguas del Rhin fluyen suavemente, a diferencia de muchísimos otros ríos con cauces rápidos y violentos. ¡Todo un espectáculo!

Haz turismo en los alrededores del Rhin

¿Te da pereza desplazarte sólo para disfrutar de las cataratas? Pues no te preocupes, porque cerca de estas se pueden encontrar muchas cosas que ver, desde las estructuras más clásicas hasta las más modernas. Entre los edificios históricos se encuentran los castillos de Laufen y Wörth.

Wöhrt
Wörth

En este último podrás disfrutar de un famoso restaurante, cuya terraza acristalada permite disfrutar de una magnífica vista frontal de las cataratas.

La villa de los 171 miradores

rhin

Por supuesto, no nos podemos olvidar de Schaffhausen, una de las urbes medievales mejor conservadas en el centro de Europa. Ha ganado fama por los saltos de agua, ya que es desde la ciudad donde salen los barcos que las visitan, pero Schaffhausen es mucho más que eso. Etiquetada como la villa de los 171 miradores, posee bellos edificios de la época renacentista decorados con frescos exteriores, esculturas y hermosas fuentes policromadas. Algunos lugares ideales para los amantes de la arquitectura son la Iglesia gótica de San Juan (1248), el Monasterio Benedictino Allerheiligen (siglo XII) y la fortaleza de Munot donde existen pasadizos secretos y hermosos viñedos que una vez fueron retratados por el famoso pintor Alberto Durero. Y si Schaffhausen se queda corto, siempre se puede visitar Appenzell, otro pueblo con muchísimo encanto.

En definitiva, para conocer Europa en estado puro, se tienen que visitar estas cataratas: naturaleza, historia, arquitectura, relax… ¡Son las vacaciones más completas! ¿Las has visitado? ¿Tienes alguna recomendación? Comenta y comparte esta información, y si quieres conocer más lugares impresionantes en Europa, visita Preikestolen: El Púlpito sobre el Fiordo.

Imágenes: ChristianIzzy und NelLenDog64

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.