En El Viajero Feliz iremos a uno de los pueblos medievales más bonitos de España y del mundo. Vamos a descubrir qué ver en Aínsa, situado en la provincia aragonesa de Huesca (España) y la antigua capital del condado de Sobrarbe. Su casco histórico supone el perfecto reflejo de la pasada riqueza arquitectónica, artística y cultural de la región.

Su excelente ubicación en el Pirineo central aragonés, entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara, presenta una gran oferta de actividades para los aficionados al senderismo, barranquismo, esquí, escalada de rocas y, en general, para todos aquellos que les gusta estar en contacto directo con la naturaleza.

Incluso, si buscas qué ver en Aínsa con niños, desde ya te contamos que existen múltiples actividades didácticas donde los más chicos aprenderán sobre la historia y cultura de esta villa medieval. ¡Acompáñanos!

Qué ver en Aínsa: 10 lugares imprescindibles

1. Plaza Mayor

Plaza Mayor de Aínsa

Si hay algo que ver en Aínsa es su Plaza Mayor, pues es una de las más hermosas y mejor conservadas plazas medievales de España. Data de los siglos XII y XIII y conserva todo el esplendor de la época, por lo que se convierte en un lugar imprescindible que ver en Aínsa.

Está conformada por un conjunto de edificios, entre ellos, la sede del Ayuntamiento y el Castillo medieval. Empápate de su mágica historia y recorre sus portales, el lugar donde antiguamente se prensaba el vino y se extraía el néctar de la uva para abastecer a toda la comarca.

La Plaza Mayor es escenario de múltiples eventos culturales y de las más importantes ferias gastronómicas que tienen lugar en la región. En estas ferias encontrarás productos locales y conocerás las tradiciones de pastoreo y alimentación de los habitantes de la región.

2. Castillo de Aínsa

Castillo de Aínsa

Otro de los atractivos más relevantes que ver en Aínsa es su Castillo medieval. Data de los siglos XI y XVII y aún preserva elementos del románico original propio de su estilo. Es considerado como Bien de Interés Nacional.

Dentro de su fortificación destaca la Torre del Homenaje o torreón, construida sobre remanentes árabes y convertida en un Eco Museo que está abierto al público y donde se muestra la fauna, flora y la geografía de los Pirineos. Vale la pena dar un recorrido por este interesante museo y ver la proyección audiovisual Las Montañas del Quebrantahuesos. Biodiversidad pirenaica, tesoro vivo.

3. Iglesia Parroquial de Santa María

Iglesia Parroquial de Santa María

Esta iglesia es una joya arquitectónica de estilo románico aragonés. Se ubica en la población de Santa María de Buil (dista de Aínsa unos 15 kilómetros) y ha sido declarada Bien de Interés Nacional por su hermosa y bien conservada arquitectura.

La Iglesia Parroquial de Aínsa o Iglesia de Asunció bien merece la pena poner en la lista de lugares que ver en Aínsa, principalmente, para los amantes de la arquitectura. En su interior alberga una cripta, una torre de dimensiones únicas del románico aragonés y un claustro. También merece la pena visitar la iglesia de San Martín, uno de los templos más emblemáticos del s. XI en Aragón.

4. Puertas de la muralla de Aínsa

Puertas de la muralla de Aínsa

Las puertas de la muralla es otro de los principales sitios que ver en Aínsa. Detenernos en sus cinco portales, el Portal de Abajo, el Portal de Afuera, el Portal Alto, el Portal de Tierra Glera y el Portal del Callizo, recorrer sus callejuelas y pasear por encima de la muralla, nos invita a transportarnos a la época medieval.

Esta muralla posteriormente se fue adhiriendo al castillo entre los siglos XIV y XV, que también estaba conformado por su plaza mayor y las viviendas de los pobladores en la parte interior. Podremos hacer una pausa en uno de sus acogedores cafés o restaurantes, para degustar la gastronomía aragonesa en el interior de este recinto amurallado.

5. Mirador Balcón de Aínsa

Mirador Balcón de Aínsa

Dentro de los planes que ver en Aínsa en un día es muy recomendable subir a la parte más alta de la muralla para disfrutar de una magnífica vista del pueblo. Una vez en el mirador Balcón de Aínsa podrás obtener unas bellas panorámicas del paisaje del valle de Aínsa, los Pirineos, la Peña Montañesa, divisar los montes de Ordesa y parte de la Sierra de Guara. ¡No te lo pierdas por nada del mundo, ya que es uno de los sitios recomendadísimos en este pueblo!

6. Cruz Cubierta

En medio del paisaje pirenaico se erige este mítico monumento en honor a las tropas cristianas que libraron la batalla contra los musulmanes en el siglo IX. La Cruz Cubierta de Aínsa es un monumento construido en 1655 por orden del General de Aragón.

Se encuentra ubicada a 1,5 kilómetros del Castillo de Aínsa. En este castillo sobresale un pequeño templete con un altar que resguarda la cruz. Sin duda, este atractivo turístico será algo que ver cerca de Aínsa en un día.

7.  Rutas senderismo en Aínsa

Qué ver en Aínsa, Huesca: Rutas de senderismo

Algo que ver y hacer en Aínsa, además de recorrer su fascinante historia y presenciar los eventos culturales que ofrece la villa medieval, es realizar senderismo por una amplia red de rutas y circuitos que ofrece la provincia de Huesca. Los amantes del deporte y la aventura pueden transitar a pie o en bicicleta deteniéndose en espectaculares miradores. Será una de las mejores experiencias para disfrutar la naturaleza y el sistema montañoso que se levanta en el corazón del Pirineo aragonés.

Algunos lugares dentro del circuito son:

  • El mirador del Cinca. Desde aquí se aprecia la villa de Aínsa y una hermosa panorámica del monte Pirineo.
  • La población de Usana. Ofrece rutas de senderismo en la montaña, esquí en invierno, y si se desea tomar unos días de descanso alojarse en casas rurales típicas de piedra, con un acogedor ambiente en su entorno natural. Se podrá visitar el Monasterio de San Victorián, considerado el más antiguo de España (data del s. VI), y la ermita rupestre de La Espelunga.
  • Cerro de Cotón. Tiene una hermosa vista a la Torre de Tou (s. XI), al río Ena y al Esconjuradero de Guaso, donde antiguamente se realizaban rituales para proteger las cosechas y el campo de los temporales.
  • Cerro de San Miguel. Ofrece una espectacular vista del embalse de Mediano, y detenerse en Santa María de Buil, para conocer la pequeña aldea de Sarratillo, con construcciones en piedra del s.XIX, la ermita y la Cueva del Alambique.
  • Castillo de Samitier y la ermita románica. Este conjunto arquitectónico militar del s. XI está formado por un torreón de defensa que se levanta en la colina de la montaña y cuenta con una impresionante vista al embalse, la Peña Montañesa, y el río Cinca que discurre entre un estrecho. Es un espectacular sendero y de las cosas que ver en la zona de Aínsa que no te puedes perder.
  • Sierra del Arbe. Se ubica entre las poblaciones de Olsón y Abizanda. Aquí ascendemos hasta la iglesia de Santa Eulalia, que ha sido declarada Monumento Nacional. En su interior podremos admirar hermosas obras de arte renacentista.

8. Museo de Oficios y Artes Tradicionales

El Museo de Artes y Oficios alberga una interesante colección etnográfica del Pirineo y objetos tradicionales de herreros del valle de Aínsa, textiles elaborados en cáñamo y lana, alfarería, hojalatería y cestería. Es otra de las cosas que ver en Aínsa, pues es un fascinante recorrido por la historia de la época y algunas de las tradiciones que aún se mantienen vivas en esta parte de los Pirineos.

9. Sierra de Guara

Sierra de Guara

La Sierra de Guara es una cadena montañosa a unos 25 kilómetros del noroeste de Huesca y es de los lugares que ver en Aínsa y alrededores, pues es el centro más importante para la práctica de barranquismo.

En un sitio en donde confluyen turistas de todas partes de Europa, ya que gracias a sus accidentes geográficos se han conformado cañones, pendientes y desniveles que lo convierten en un sitio ideal para los aficionados a los deportes de aventura. Allí se pueden realizar diversas actividades como escalada en rocas, canyoning, espeleología y senderismo entre sus hermosos bosques de pino silvestre, hayas y abetos.

10. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, emplazado entre hermosos valles en la frontera franco-española, se halla al norte de la provincia de Huesca, entre los municipios de Torla y Bielsa. Dada su gran importancia biológica, ecológica y cultural, que conserva la forma de vida tradicional del pastoreo, fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

El área aproximada de estos parques en su conjunto es de 30 639 hectáreas. El macizo de Monte Perdido se encuentra a 3 355 metros de altura, con cañones de gran profundidad e importancia como el Pineta, Añisclo y Ordesa.

Su variado paisaje y geografía presenta lugares de alta montaña para los amantes al esquí, como el gran complejo turístico Panticosa Ski Resort, y cañones y barrancos en la parte más baja para la práctica de canyoning, barranquismo o senderismo.

¿Cómo llegar a Aínsa?

  • Por vía aérea: Para llegar a la comarca de Aínsa es preciso tomar un vuelo directo desde cualquier ciudad de España a la ciudad de Zaragoza. Su aeropuerto se encuentra a 80 kilómetros de la provincia de Huesca.
  • Por vía terrestre: Existen varias opciones, desde el aeropuerto se puede alquilar un automóvil por la autovía A23 o tomar un autobús hasta Aínsa, con una duración aproximada de 3 horas. Otra opción es en tren y, así, disfrutarás de un hermoso recorrido por los paisajes del valle pirenaico entre Zaragoza y Huesca.
Sin duda, Aínsa es el lugar perfecto para viajar por la cultura e historia, la magia de los paisajes pirenaicos, realizar deportes de aventura en contacto con la naturaleza, recorrer los senderos deteniéndose en impresionantes castillos, iglesias y lugares únicos de España. ¿Qué te ha parecido este sitio? ¿Te gustaría añadir Aínsa a tu lista de lugares favoritos?

Descubre mucho más de España:

1 Comentario

  1. Un pueblo precioso y lleno de encanto, pasear por sus calles te lleva al pasado.
    La verdad es que Aínsa es uno de los pueblos medievales más bonitos de los Pirineos.
    Yo lo visité en verano y la verdad me encanto. Volveré!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.