Con reconocimiento internacional y una sazón que se ha colado en los fogones del mundo entero, la gastronomía española es de las más destacadas y deliciosas. Sabores fuertes, proporcionados básicamente por los ingredientes y sus formas de cocción, marcan la diferencia de España en la cocina. Carnes, pescados, verduras, hortalizas y el típico aceite de oliva son parte de los clásicos que no faltan en la buena mesa de este país. Los postres típicos españoles también han logrado internacionalizarse, y no faltan razones. Dulces españoles como los churros con chocolate o la crema catalana conquistan paladares en los lugares más recónditos.

Si tienes pensado hacer un recorrido por la Madre Patria, prepárate entonces, porque algo está garantizado, y es que vas a comer bien. Cuando hablamos de la gastronomía de España, nos referimos a todo el conjunto de sazones propias de cada región. Cada una tiene sus peculiaridades, pero sumadas, integran los sabores del país, uno de sus más grandes patrimonios. Acompáñanos en El Viajero Feliz en este recorrido por una rama amplia y deliciosa de la buena mesa: los postres españoles típicos.

Comida: introducción a su gastronomía

La buena mesa española es inolvidable. Probar una humeante paella o unos callos a la madrileña acompañados del típico pan con ajo es una experiencia que siempre querrás repetir. Ingredientes como la cebolla, el ajo, los pimientos, las hierbas, la salvia y el aceite de oliva, son base de muchas preparaciones. También es común el uso de métodos de cocción como guisar en vino, asar a la parrilla o guisar con queso de oveja.

En la rama dulce, la cocina española es igual de abundante, variada y deliciosa. Los postres españoles típicos son para olvidarse de la dieta. Muchos de ellos han pasado a formar parte de la cocina internacional más destacada. Si eres amante de los sabores azucarados, España te dará mil y un razones para adorarla. Ingredientes como la harina, huevos, leche, chocolate y mucho azúcar, se repiten en las preparaciones que, cada una con su sello de originalidad, marca un sabor memorable. Recorramos en las próximas líneas los 10 dulces españoles que tienes que probar en tu viaje al país. Y, por si todavía no tienes del todo atado tu itinerario, seguro que nuestro artículo sobre Qué ver en España te puede resultar de gran ayuda e interés.

10 Platos imprescindibles de los postres españoles

1. Chocolate con churros

10 Postres españoles típicos. Chocolate con churros

Hay pocas cosas más típicas de España que una taza de chocolate caliente y una porción de churros. Quizás solo le compiten la tortilla española o la paella. El hecho es que, entre los postres típicos españoles, éste es de los más populares y universalizados. Es muy difícil encontrar a quien no haya probado unos ricos churros y un chocolate caliente. El origen de este singular postre es debatido. Algunos dicen que fueron los portugueses quienes lo trajeron a tierras europeas, después de sus viajes por Asia, pero que fue España quien los tomó para sí.

Otros, más nacionalistas, dicen que el origen de los churros lo encontramos en las cocinas de los pastores españoles, por ser un alimento fácil de hacer y consumir mientras trabajaban. El hecho es que es muy común ver las churrerías españolas repletas y a la gente reunida en torno al ritual del desayuno: una taza de chocolate espeso, cargado y humeante, y unos cuantos churros azucarados y aún calientes.

2. Tarta de Santiago

10 Postres españoles típicos. Tarta de Santiago

La tarta de Santiago tiene un elemento que la distingue: en su cubierta encontramos la cruz de la Orden de Santiago. Es uno de los dulces españoles que tiene identidad propia. Nacida en Galicia, la tarta de Santiago halla sus raíces en la más alta repostería de esta región en la Edad Media. Para esa época, la almendra y el azúcar eran ingredientes destinados a platillos lujosos. Así nace este postre, como un sello de distinción en las mesas gallegas, al menos hasta el siglo XVI.

La posterior fusión entre la alta gastronomía y la cocina popular fue integrando este dulce a la cotidianidad. Con su masificación vino también el reconocimiento, pues está considerado entre los mejores postres españoles típicos y ha adquirido fama mundial. Este rico pastel está hecho con almendras, huevos y azúcar. Despide un cálido aroma a almendras tostadas, y su cubierta de azúcar glasé dibuja siempre la cruz que le identifica. Si quieres conocer más acerca de la tierra donde es típica la tarta de Santiago, no te pierdas nuestras entradas dedicadas a Qué ver en Galicia y, más concretamente, Santiago de Compostela.

3. Crema catalana

10 Postres españoles típicos. Crema catalana

Oriunda de la región de Cataluña, la crema catalana está entre los dulces españoles que con mayor frecuencia se sirven en restaurantes del mundo entero. Es un riquísimo postre elaborado a base de una crema pastelera, cuyo ingrediente principal es la yema de huevo. Esta preparación se vierte en el envase en el que vaya a servirse, y se le cubre de una capa de azúcar caramelizado. El delicioso contraste entre la cremosidad del postre y la capa crujiente de caramelo, lo hace uno de nuestros favoritos entre los postres españoles típicos que serán indispensables en tu viaje gastronómico.

4. Arroz con leche

10 Postres españoles típicos. Arroz con leche

Es probable que alguien te tu familia te haya preparado arroz con leche en alguna ocasión. Y, si no, posiblemente lo habrás probado en algún restaurante. Este postre maravilloso atravesó océanos, y desde España llegó a instalarse con fuerza en las cocinas de América. Quienes llevan la batuta en la elaboración del arroz con leche son los asturianos (conoce a fondo los lugares imprescindibles que ver en Asturias), y se dice que éstos heredaron la receta de los árabes, así que este rico dulce lleva unos cuantos siglos de historia.

El arroz con leche no incumple con ninguna expectativa: lleva arroz, leche y azúcar. Al servirlo, es usual darle un toque aromático y de sabor con un topping de canela en polvo o ralladura de limón. El secreto de su preparación es simple, y sin embargo, no a todo el mundo le queda bien. Debe presentarse con una textura intermedia perfecta, ni muy caldoso, ni muy consistente. Es uno de los dulces españoles que nos hace rememorar sabores caseros entrañables.

5. Torrijas

10 Postres españoles típicos. Torrijas

A diferencia de la tarta de Santiago, las torrijas están entre los postres españoles típicos de orígenes más humildes. Nacen de forma simple en los hogares españoles, con el objeto de que no se perdieran las rebanadas de pan de días anteriores que se iban endureciendo. ¡Así de simple es este postre, que tanto se disfruta en la gastronomía de España!

Para hacer unas ricas torrijas, el ingrediente fundamental son las rebanadas de pan que se estén endureciendo. Éstas se sumergen en leche y luego son rebozadas con huevo y fritas en aceite. Para darles el toque especial, se les agrega al servirlas azúcar espolvoreado, canela o miel. Las torrijas son un postre infaltable en las celebraciones de la Semana Santa.

6. Sobaos pasiegos

10 Postres españoles típicos. Sobaos pasiegos

Este es uno de los postres españoles típicos más sencillos y sabrosos. La receta original indica que se elaboran a partir de masa de pan, pero desde hace más de un siglo que vienen elaborándose con harina. Son pasteles esponjosos que llevan huevos, azúcar, ralladura de limón, levadura y un toquecito de anís. Van muy bien como merienda, acompañados de un té o un café con leche. Es uno de los dulces españoles que lleva el sello indiscutible de la región de Cantabria.

7. Ensaimadas

Ensaimada, dulces españoles

Como ya hemos mencionado, los dulces españoles están marcados por la sazón particular de cada una de las regiones y ciudades de España. La ensaimada es otra muestra de ello. Las Islas Baleares, clavadas en el mediterráneo, son el hogar de este postre cargado de sabor. Se trata de una masa hecha principalmente con harina, agua, masa de cerdo, masa madre y azúcar. Esta pieza de bollería hojaldrada tiene una elaboración menos complicada de lo que parece, por lo que es común verla tanto en las mesas cotidianas, como siendo fabricada artesanalmente para su venta a los turistas de las islas.

8. Filloas

Filloas, postres de Galicia

Las filloas son un postre típico de Galicia, aunque también es muy común verlas servidas en las mesas de León y Asturias. Son tortillas finas, muy similares a las crepes francesas. Se elaboran con harina, huevos, mantequilla y leche, y pueden servirse para el desayuno o merienda. Lo que hace de las filloas uno de los más ricos postres españoles típicos, es la amplitud de sus posibilidades. Pueden comerse espolvoreadas con azúcar y canela, o aventurarse a rellenos más cargados como dulce de leche, chocolate o banana cortada en trozos.

9. Tocino de cielo

Tocino de cielo, postres de España

El tocino o tocinillo de cielo es de los dulces españoles más aclamados, especialmente por las sensaciones que su riquísima textura genera. Es bastante parecido al flan español, pero la diferencia básica es que éste usa para su preparación huevos enteros, mientras que el tocino usa solo las yemas. Este postre originario de Andalucía es ligero, muy dulce, de una textura deliciosa y muy fácil de hacer, por lo que es común que lo hagan de manera cotidiana en los hogares españoles.

10. Yemas de Ávila

dulces de España, yemas de Ávila

Las Yemas de Ávila, también conocidas como Yemas de Santa Teresa, son un dulce típico de España hecho a partir de yemas de huevo, azúcar y limón. En ocasiones se le agrega el limón en zumo, y en otras se infusiona la piel del cítrico en su preparación. Se presentan en forma de bolitas con un delicado color naranja. Su interior suave y cremoso se cubre de una capa de azúcar glass que le da una textura crujiente. Definitivamente perfectas si lo que buscas es un bocadito dulce y una excusa más que válida para conocer Ávila.

Los postres españoles típicos son tan variados y deliciosos, que suman al patrimonio cultural y gastronómico de un país legendario. Una paseo por las calles de Madrid, Andalucía o Barcelona puede darte la posibilidad de una experiencia inolvidable. Postales para el recuerdo, atardeceres mágicos y una rica comida típica acompañada de sangría, puede tener su cierre perfecto en una crema catalana, un arroz con leche, o cualquiera de los dulces españoles que harán vibrar tu paladar. En definitiva, descubrir sus sabores y las curiosidades de España que entraña cada una de sus recetas te dará una experiencia sensorial en la que nunca se agotan las opciones por descubrir.