En El Viajero Feliz te llevamos hasta la Costa Brava para descubrir qué ver en Tossa de Mar, uno de los pueblos medievales más bonitos de España. Se localiza en la provincia de Girona, al nordeste de Cataluña. Contrastando con el verde esmeralda y azul turquesa del mar Mediterráneo, se levanta resguardado entre una muralla este hermoso pueblo —un importante asentamiento romano (Turissa)—, que a lo lejos sobresale con sus colores ocres en una colina de inmensa belleza.

Perderse entre sus pintorescas calles y pasadizos empedrados, llenos de historia, arte y cultura, o disfrutar de un baño en el mar, será una de las mejores experiencias para quienes visitan este rincón de la costa catalana. Además, si quieres saber qué hacer en Tossa de Mar un fin de semana, te contamos que podrás disfrutar de un sinfín de actividades en el mar y poner a prueba tus habilidades dentro del agua, realizando esquí acuático, submarinismo o remando en un kayak.

O, si lo prefieres, puedes conocer los hermosos bosques de alcornoques, pinos y encinas. ¿Qué te parece recorrer a pie o rentar una bicicleta de montaña y pedalear por los senderos del macizo de les Cadiretes? ¡Pues ánimo, porque aquí tendrás unas vacaciones de mucha actividad y cosas que hacer, incluso cosas que ver en Tossa de Mar con niños! Y ahora sí… ¿Nos acompañas en este recorrido para descubrir qué ver en Tossa de Mar y los 10 lugares que no puedes perderte?

Qué ver en Tossa de Mar: 10 lugares que no puedes perderte

1. Vila Vella, casco histórico de Tossa de Mar

Vila Vella

Uno de los lugares más asombrosos y únicos que ver en Tossa de Mar es su precioso recinto amurallado. Edificado entre los siglos XII y XIV, resguarda la Vila Vella y su castillo medieval. Pasearse por sus plazas, calles e iglesias es sentir la historia de este lugar. Vale la pena echar un vistazo a la iglesia parroquial San Vicente, la Torre de Moros, los restos arqueológicos hallados en la Vil·la dels Ametllers y el faro, pues  estos son tan solo algunos de los lugares que ver en Tossa de Mar fuera del recinto de la Vila Vella.

Este «paraíso azul» —como lo bautizó Marc Chagall veraneando allí en los años 30— ofrece lugares imprescindibles como galerías de arte, museos y exhibiciones durante todo el año para los amantes del arte y la cultura. Algo que ver en Tossa de Mar y en Vila Vella es la Feria del Dibujo y la Pintura, que se lleva a cabo en el mes de agosto, cada año.

Para terminar los días de historia, arte y cultura y de sol y playa en la Vila Vella, te recomendamos no irte sin antes probar el exquisito plato tradicional cim i tomba, hecho con pescado y verduras para deleitar el paladar.

2. Estatua de Ava Gardner

Mirador escultura de Ava Gardner

La Vila Vella de Tossa de Mar se ha inmortalizado gracias al rodaje de la película Pandora y el holandés errante (1951), donde la mítica Ava Gardner interpreta el papel protagónico en este drama onírico. En su homenaje, se erige la estatua de bronce en el mirador, donde la actriz observa al horizonte y desde el cual se obtiene una fabulosa panorámica de la Platja Gran.

La estatua fue esculpida en 1998 por la artista de Girona Ció Abellí, y es un lugar obligado que ver en Tossa de Mar para los amantes del séptimo arte. ¡No olvides tomarte una fotografía al lado de la diva Ava Gardner (considerada una de las grandes estrellas del cine del siglo XX) y presenciar desde el mirador una extraordinaria puesta del sol!

3. Castillo de Tossa de Mar

Qué ver en Tossa de Mar: Castillo y recinto amurallado

El castillo medieval es de los lugares que definitivamente hay que ver en Tossa de Mar. En la villa de pescadores se levanta este hermoso castillo del s. XII, edificado sobre un promontorio rocoso con cañones que apuntan hacia el mar y las torres que se imponen a la vista desde donde se les vea, con su muralla como escudo para proteger la ciudad contra los ataques piratas.

Esta fortificación fue declarada Monumento Nacional en 1931. Visitar el castillo es de las cosas que ver en Tossa de Mar si se viaja con niños, ¡pues será una experiencia inolvidable!

4. Faro de Tossa

Faro - Centro de Interpretación

Este faro y su museo es otro de los lugares que ver en Tossa de Mar. Se trata de una visita obligada, especialmente para los amantes de la navegación. Además de sus funciones para guiar las embarcaciones que llegan en la noche, constituye la sede del Centro de Interpretación de Faros del Mediterráneo. Sus vistas panorámicas son fenomenales, y tomar algo en su terraza para contemplar la majestuosidad del mar Mediterráneo es algo para no perderse.

5. Vil·la romana dels Ametllers

La interesante Vil·la romana dels Ametllers (siglo I-IV d.C) fue descubierta en 1914 y revela una de las joyas más importantes del periodo romano en España. Se trata de los vestigios de una enorme casa dedicada al cultivo de la vid y a la exportación de vino de gran consumo.

La Villa consta de dos áreas: la pars urbana y la pars fructuaria. Su ubicación, en la parte oriental del cerro de Can Magí, con una magnífica vista al mar, fue determinante para su edificación. La pars urbana se ubica en el nivel superior y constata la magnitud de la villa y el esplendor romano. Algunos elementos típicos de la construcción son el conjunto termal, los mosaicos, los estucados, el comedor, la fuente y algunas esculturas en mármol.

Mientras, en la parte inferior, se ubica la pars fructuaria. En ella se localizan los almacenes y las salas de procesado de los productos agrícolas, vino, aceite, salazones y cereales. En sus paredes se remarcan mosaicos bien conservados, en uno de ellos se lee la inscripción del nombre romano de la Vila Vella de Tossa: Turissa.

6. Museo Municipal

Se trata de un interesante museo que ver en Tossa de Mar en un día. Te recomendamos recorrer sus salas para conocer los objetos y vestigios romanos hallados en la zona. En su interior se hallan piezas y objetos romanos, cerámicas, monedas y un complejo escultórico que da fe de su esplendor.

Por otro lado, exhibe una importante colección de arte contemporáneo. Una de las principales obras que ver en este museo es la famosa pintura de Marc Chagall El violinista celeste. Este edificio de tres plantas, que se encuentra dentro del recinto amurallado, fue una de las casas más importantes de la época.

7. Antigua Parroquia de San Vicente de Tossa

Qué ver en Tossa de Mar: Parroquia de San Vicente

Algo imprescindible que ver en Tossa de Mar son las ruinas de la antigua parroquia de San Vicente. Es una construcción de estilo gótico del siglo XV y aunque posteriormente fue destruida, todavía hoy podemos apreciar parte de la capilla, los muros laterales y su bóveda.

Se encuentra ubicada en la parte externa del recinto amurallado, sobre un mirador desde donde podremos disfrutar de una hermosa vista a la costa, y también darnos una vuelta para observar los cañones del s. XVII que fueron recuperados.

8. Fiestas de Tossa de Mar

Algo que no debes perderte en Tossa de Mar, bien sea en invierno o en verano, son las tradicionales fiestas patronales que se remontan desde el siglo XIII. Se realizan en honor a los santos patrones: San Vicente y San Pedro, celebradas el 22 de enero y 29 de junio, respectivamente.

Los devotos se reúnen en Vila Vella para honrar  a sus santos protectores, realizando una procesión que va desde la Iglesia hasta la playa Grande. Durante las celebraciones puedes empaparte de la cultura tradicional catalana, pues hay bailes populares como las sardanas, conciertos y diferentes espectáculos.

9. Camí de Ronda

Camí de Ronda

El Camí de Ronda o el Camino de Ronda de la Costa Brava es de las mejores cosas que hacer en Tossa de Mar en un fin de semana. Se trata de una espectacular ruta de senderismo para recorrer la costa de Girona. Son unos 200 kilómetros atravesando el litoral y la sierra de Cadiretes y pasando por hermosos acantilados que bordean la costa y bosques. Además, seguro te gustará explorar los vestigios romanos emplazados estratégicamente dentro del circuito. Puedes hacerla a pie o en bicicleta.

Por la ruta se puede llegar a dos poblaciones que merece la pena conocer: Guíxols, por el norte, y Lloret de Mar, hacia el sur. ¡Alista tus zapatos deportivos y mantén una buena hidratación para disfrutar de los senderos y circuitos y entrar en contacto directo con la naturaleza!

10. Playas y calas de Tossa de Mar

Qué ver en Tossa de Mar: Playa Grande

Por el Camí de Ronda se puede llegar a las hermosas playas y calas que ver en Tossa de Mar. La primera parada es Cala Bona, a solo 40 minutos de Vila Vella. Más adelante se encuentra la Cala Pola, para presenciar el esplendor del mar Mediterráneo y de sus aguas color turquesa. Le sigue, a unos 20 minutos a pie, la Cala Giverola, ideal para la práctica de deportes acuáticos y con todos los servicios turísticos disponibles para disfrutar de un día de sol y playa y degustar un delicioso pescado fresco.

Otra de las calas para visitar si se quiere estar más aislado es la Cala Futadera, pues es la menos concurrida de las playas de Tossa de Mar. Y una de las playas más visitadas es la Platja Gran (Playa Grande), con su fina arena y aguas cristalinas, es ideal para los bañistas y realizar actividades de esnórquel, buceo, paseos en kayak y, además, disfrutar de sus bares y buenos restaurantes. Desde allí se puede apreciar una espectacular vista de la villa medieval.

También hay otras playas fuera del núcleo urbano que son más tranquilas y menos concurridas, por ejemplo, Cala Morisca, a cinco kilómetros hacia el sur.

 ¿Cómo llegar a Tossa de Mar?

  • Puedes tomar un vuelo directo a Barcelona y desde allí alquilar un auto, tomar la autopista C-32 y seguir las indicaciones a Tossa de Mar. Son unos 105 kilómetros de distancia.
  • Hay varias opciones para llegar a la villa medieval. La empresa de buses Moventis Sarfa ofrece rutas desde el aeropuerto de Barcelona o la estación Barcelona Estació del Nord hacia la Costa Brava, con varias frecuencias al día. El trayecto es de 1:30 horas aproximadamente.
  • Otra opción es tomar el tren desde Barcelona hasta la población de Blanes y luego continuar en los buses de Pujol i Pujol o en taxi hasta Vila Vella.
  • Tours. Algo muy cómodo y recomendado es tomar un tour de 1 día a Tossa de Mar desde Barcelona.

En definitiva visitar Vila Vella y Tossa de Mar es uno de los mejores planes para encontrarnos con la historia, la cultura, el arte, la arquitectura, la naturaleza y hermosas playas del mar Mediterráneo. Es un lugar lleno de contrastes y estilos, que van desde el romano, gótico y medieval hasta el contemporáneo. Nos llenará de sorpresas y encanto.  Ahora es tu turno. ¡Ven a descubrirlo!

Descubre mucho más de España:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.