Si quieres vivir tu propio cuento de hadas, deberías pasar una navidad en Alemania. Este lugar te llenará de un inigualable espíritu navideño gracias a la alegría de la gente, sus calles nevadas, los festivos alimentos y sus chispeantes tradiciones. Algunas de sus ciudades más populares y cosmopolitas son Berlín, Múnich, Frankfurt y Düsseldorf, pero sea donde sea tu viaje, la navidad en Alemania no te va a decepcionar.

En El Viajero Feliz sabemos que las interesantes ciudades alemanas se vuelven todavía más bellas durante esta época. Además, las estructuras góticas se iluminan con luces neón, pinos navideños, estatuas de hielo, casitas y cascanueces de madera muy típicos de cada región y, no faltan los arbolitos navideños y las decoraciones de ensueño.

Desde patinar sobre hielo hasta comer salchichas y bombones de chocolate con galletas en la calle, siempre hay algo que hacer y ningún alemán le teme al frío, por lo que reina un un gran ambiente. Por ello, en este artículo, te mostramos los mejores sitios que ver en Alemania en navidad y te compartimos algunas de sus costumbres y tradiciones. ¡Vamos a ello!

¿Cuándo es navidad en Alemania?

Navidad en Alemania

En Alemania  la navidad se celebra los días 24, 25 y 26 de diciembre. En ese sentido, el 24 de este mes es conocido como Nochebuena. Los próximos dos días se suelen reunir las personas en familia, además de que hay intercambio de regalos y momentos íntimos y de gratitud.

¿Cómo es la navidad en Alemania?

Decoración de árbol de navidad

La navidad es una festividad cristiana, sin embargo, la mayoría de los alemanes, aunque no se identifiquen con esta creencia tienden a celebrar esta festividad. Pero, ¿cómo se celebra la navidad en Alemania? Desde un punto de vista religioso, todo empieza cuando los alemanes van a la iglesia a la misa del gallo, donde recuerdan el nacimiento de Jesús.

Además, Alemania en navidad es una época de reunión y compartir con las personas más allegadas. También es común que los centros comerciales estén llenos de personas haciendo compras de último minuto. En todas partes hay música e, incluso, algunos espectáculos de luces. Y, por supuesto, no puede faltar la decoración típica y el árbol de navidad. ¡Un viaje a Alemania en navidad será algo totalmente inolvidable!

6 costumbres y tradiciones navideñas en Alemania

Mercado navideño en Alemania

1. Mercados de navidad en Alemania

Una de las tradiciones de navidad en Alemania son los famosos mercadillos, donde puedes hallar todo tipo de souvenirs y comidas deliciosas. De esta manera, durante todo el día y parte de la noche vas a poder disfrutar de uno de los mejores ambientes navideños del mundo. En ese sentido, la ciudad que no puedes dejar de recorrer es Berlín, donde se registran cerca de 60 mercados de este estilo. ¡Todos asombrosos!

Pero también merecen una mención los mercados navideños de Heidelberg, que se extienden por varias plazas y a la que asisten los más excepcionales fabricantes de cervezas y vinateros. Por otro lado, Erfurt es una ciudad con un aire notablemente medieval, que le confiere mayor magia a los mercados de navidad en Alemania. Con casonas señoriales, textiles azules y luces vibrantes por doquier, Erfurt es una joya escondida en cuanto a mercadillos.

En Núremberg, con su estilo gótico, vas a ver como su plaza principal se ilumina con cientos de personas vendiendo sus artesanías y decoraciones navideñas. Lo mejor es que, por lo general, se sitúan en el punto más turístico de la ciudad, por lo que llegar no debe ser un inconveniente.

Ahora bien, ¿cuándo empiezan los mercados navideños en Alemania? Lo tradicional es que se realicen desde el 21 de noviembre al 24 de diciembre, aunque según la ciudad, esta fecha puede variar ligeramente.

2. Comida navideña en Alemania

Una comida de navidad en Alemania que no puede faltar es la ensalada de papas con salchichas. De hecho, se estima que una gran cantidad de alemanes comen esta preparación. El origen se remonta a cuando en la tradición cristiana se ayunaba desde el Día de San Martín hasta el 24 de diciembre y se acostumbraba a poner en la mesa alguna preparación sencilla. Además, se suelen hacer carpas, una preparación a base de pescado que es símbolo del ayuno.

Asimismo, no puede faltar el weihnachtsgans o el ganso navideño alemán, que se condimenta con cebolla, tomillo y frutas. En cuanto a los dulces típicos de Alemania en navidad incluyen el lebkuchen, una galleta de especies originaria de Núremberg; el pan de jengibre, que se suelen cortar en formas de corazón, árboles de navidad, figuras geométricas, etcétera; también, está el christstollen, es lo más popular de la cocina navideña en Alemania y, como curiosidad, los cocineros recomiendan hacerlo con una apariencia similar a un niño recién nacido envuelto en sus pañales.

3. Llegada de Sankt Nikolaus

Sankt Nikolaus

La llegada de Sankt Nikolaus puede ser considerado como una fiesta de navidad en Alemania. Se trata de un día donde llega San Nicolás. Esta tradición nació en el siglo IV y se basa en la vida de Nicolás de Bari, un hombre caracterizado por ser generoso, ya que tras la muerte de sus padres heredó una gran fortuna y la repartió entre los más necesitados.

Él fue un obispo en Mira. Tras su muerte el 6 de diciembre del año 345, muchas personas aseguraron que les cumplió algunos milagros, razón por la que se convierte en un santo muy famoso. Ahora bien, en Alemania cada 6 de diciembre los niños esperan la visita de Sankt Nikolaus.

Lo típico es que la noche del 5 de diciembre los niños dejen un zapato bien limpio cerca de la chimenea o en la puerta de sus casas. Dentro de estos siempre hay una carta donde dejan sus deseos para la navidad o hasta algún poema para Sankt Nikolaus. A cambio, este personaje deja alguna galleta, golosinas o juguetes. ¡Es para los niños alemanes un momento de gran ilusión!

4. Árbol de navidad

El árbol de navidad en Alemania es uno de los grandes clásicos, ya que para los alemanes es una pieza infaltable. Se coloca en todos los lugares desde iglesias hasta los sitios de trabajo. En tu viaje a Alemania en navidad vas a notar que están por todas partes y se convierten en un símbolo por excelencia.

En ese sentido, el origen del árbol navideño se remonta al siglo VIII en Alemania. Se dice que Bonifacio taló un roble. Posteriormente, leyó el evangelio y prometió adornar cada año un abeto que simbolizara la paz y la vida eterna. Ahora bien, de acuerdo a algunos historiadores, el árbol de navidad en Alemania como se conoce actualmente ha sido el resultado de un largo proceso.

De esta manera, desde los inicios se decoraban con dulces, nueces y frutas. Se cree que la duquesa Dorothea Sibylle de Silesia fue la primera en decorar el árbol de navidad con velas en 1611 y, curiosamente, en Alemania se extendió esta costumbre. Para 1830 se añadieron bolas de cristal. En 1878 se añadieron figuras de ángeles y estrellas elaboradas en pajas.

Para el siglo XVIII el árbol de navidad era algo típico entre los miembros de la clase alta. En el siglo XIX se hizo una costumbre de la navidad en Alemania y, paralelamente, es cuando en el mundo se empiezan a incluir este elemento de decoración.

5. Glühwein

Si todavía no estás convencido o te asusta el frío que caracteriza a gran parte del país durante el invierno, deberías saber que, aunque la temperatura puede rondar los 0º C, te puedes calentar tomando Glühwein, una deliciosa bebida alcohólica alemana que se compone principalmente de vino caliente con especias. ¡No hay excusas!

6. Corona de Adviento

Corona de Adviento | Navidad en Alemania

El adventskranz o corona de adviento es una decoración forma parte de la navidad en Alemania. Consiste en una especie de decoración introducida por el teólogo protestante Johann Hinrich Wichern en 1839. Se dice que él lo ideó como una manera de hacer la espera de Nochebuena mucho más sencilla para los niños, ya que así podrían saber cuántos días faltaban con mayor claridad.

Por otro lado, existe una interpretación de que la corona de adviento simboliza el aumento de la luz como una expresión de la creciente expectativa del nacimiento de Jesucristo. Hay otros que aseguran que es una representación de la Tierra circular y las cuatro direcciones cardinales.

Pero, ¿en qué consiste la corona de adviento? En un círculo decorado con 20 velas rojas pequeñas y cuatro grandes. La idea es que se encienda una vela pequeña cada día y en los domingos de adviento una más grande. Sin embargo, también hay otras versiones de coronas con tan solo cuatro velas.

La corona de adviento también ha derivado en los calendarios de adviento, típico de la cultura de España, por ejemplo. Donde se añaden dulces y pequeñas sorpresas que se van descubriendo hasta el 24 de diciembre.

¿Dónde ir en navidad en Alemania?

Adornos navideños en ciudades de Alemania

1. Colonia

Colonia, una de las ciudades más bonitas de Alemania en navidad, es un sitio que no puedes dejar de visitar, porque tiene una magia increíble durante esta época del año. En ese sentido, Colonia es conocida como la capital de los mercadillos navideños. Además, sentirás una atmósfera maravillosa que se intensifica con el olor al vino especiado, las galletas y las salchichas asadas. ¡Es una oportunidad que no te puedes perder!

También, es una forma buenísima para ver las luces de navidad en Alemania, que se combinan con la algarabía de las personas. En ese sentido, tienes que darle un vistazo al mercadillo navideño más imponente en la Catedral de Colonia o el mercadillo de navidad en la plaza Rudolf. ¡En todas partes hay presentaciones de grupos folclóricos! ¿Visitarías Colonia, en Alemania?

2. Múnich

Múnich está en el top de 5 ciudades o pueblos para visitar en navidad en Alemania.  Y es que al ser uno de los lugares más culturales de este país, Múnich es un interesante punto para vivir tus navidades en este país. En esta ciudad cervecera, la actividad principal para hacer es comer y beber.

Del mismo modo, hay otras actividades a las que te puedes sumar. Entre ellas, la pista de hielo Münchner Eiszauber, que está situada en Karlsplatz, una plaza bastante popular. La entrada cuesta alrededor de 6 euros. Asimismo, puedes sumarte al tranvía histórico ChristkindlTram. ¿Nos vamos a Múnich en navidad?

3. Friburgo

Considerada como la puerta de entrada a la Selva Negra, Friburgo, es excelente para vacacionar en cualquier época del año. Sin embargo, Friburgo en navidad será una de las mejores experiencias de tu vida, debido a que combina su entorno de selva con el ambiente propio de esta festividad.

¿Razones para visitarlo? ¡Sobran! Por ejemplo, posee el mercado de Ravennaschlucht, situado en un bosque cercano a la ciudad, que está señalado como uno de los más hermosos en Alemania, además de que las estaciones de esquí se preparan para recibir a sus visitantes. Y, en pleno centro de la ciudad, en Kartoffelmarkt, está una noria que se ha convertido en símbolo de la navidad en Friburgo.

4. Bremen

En el norte de Alemania, hallaremos Bremen, una ciudad con muchísimas cosas que ver en navidad y por la que necesitas definir tu recorrido. En ese sentido, dale una visita al Mühle Am Wall, un molino, que se convierte en el principal atractivo para ver en navidad. Al igual que el Rathaus Platz, un mercadillo que hace contraste con todos los edificios que lo rodean y, evidentemente, no puedes dejar de comer una exquisita muestra de Chocolates Hachez.

5. Rothenburg

Rothenburg es uno de los pueblos más hermosos del mundo para conocer en navidad. Está ubicado al sur de Alemania y sus paisajes son totalmente encantadores. ¡Y es que sus casitas de madera se llenan de nieve en esta época! Lo que da como resultado que parezca sacado de un cuento de hadas, además de que los adornos de navidad son un infaltable.

¿Te hemos convencido para que Alemania sea tu destino las próximas navidades? ¡Esperamos que sí! Porque las navidades en Alemania son una experiencia todos deberían vivir al menos una vez en la vida.

Te invitamos a conocer más sobre las navidades en el mundo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.