Rincones llenos de magia, una arquitectura con encanto y muchos barrios llenos de vida son algunas de las características de los pueblos de Francia. Este país alberga más de 36 000 municipios, convirtiéndose en la cuna de localidades dotadas de un pintoresco sin igual en toda Europa.

Castillos medievales, puentes románicos, miradores deslumbrantes, calles sinuosas y un aroma a vino, estos pueblos te hacen viajar en el tiempo y experimentar verdadera nostalgia. Aquí en El Viajero Feliz hemos seleccionado los 15 pueblos más bonitos de Francia para que conozcas más sobre ellos.

Los 15 pueblos más bonitos de Francia

1. Rocamadour

Rocamadour

Ubicado en un acantilado que posee increíbles miradores al gran cañón de Alzou, se encuentra Rocamadour. Es uno de los pueblos más conocidos y con una alta concurrencia turística de toda Francia. Se trata de un lugar especial para los fanáticos de todo lo que tenga que ver con la Edad Media, así como de la historia en general. Posee increíbles santuarios, barrios y edificios de épocas pasadas que a día de hoy se conservan con gran naturalidad.

Se conoce también por ser un sitio sagrado y de peregrinación, cuya visita se hace más especial durante el mes de agosto cuando se celebra el Durandal, un torneo de caballería. También hay otras cosas que hacer en Rocamadour como andar por la calle principal llena de historia y subir la Gran Escalera de 216 escalones que llega hasta el Santuario de la Virgen Negra.

2. Eguisheim, uno de los mejores pueblos de Francia

Eguisheim pueblos de Francia

Situado en el Alto Rin, próximo a Colmar, Eguisheim se presenta como uno de los pueblos más idílicos de Alsacia y de Francia en general. Posee una gran historia dado que esta región fue víctima de los conflictos bélicos en épocas pasadas, por lo que se convirtió en prioridad al momento de reestructurar el país. Este pueblo fue uno de los que se recuperó con una notable calificación, dando como resultado un espacio lleno de calles acomodadas alrededor de una plaza majestuosa.

Por otro lado, sus calles están dotadas de un auténtico pintoresco, que hacen contraste con un castillo que se llama igual que el municipio. Además, es el punto ideal para los amantes y catadores de vino, pues aquí están los viñedos de Riesling y Gewürztraminer que le dan un valor añadido al pueblo. También están las bodegas Hubert y Heidi Hausherr que producen vinos de la más alta calidad en la región.

3. Saint-Cirq-Lapopie, entre los pequeños pueblos de Francia

Saint Cirq Lapopie pequeños pueblos de Francia

La leyenda moderna dice que André Breton se topó con este pequeño poblado mientras ponía en marcha la gran Carretera Mundial sin fronteras. Fue un concepto que nació a partir de la cultura antibelicista que adoptó Francia luego de que empezara a reponerse de las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial. Cuenta también que el principal encanto fueron los callejones empedrados y las edificaciones deterioradas, que lo inspiraron a convertirlo en un resort vacacional y atractivo para los artistas.

Gracias a eso pudo darle un gran impulso a un pueblo machacado por la guerra, donde hoy en día alberga a maestros y jóvenes de la pintura. Además, es un atractivo rural por su castillo en ruinas, la cueva de la Bruja y el recorrido que se ofrece en el río Lot.

4. Locronan, uno de los pueblos con encanto en Francia

Locronan pueblos con encanto en Francia

Uno de los pueblos de Francia con más historia es Locronan, el cual fue fundado en el siglo XI, principalmente como un santuario religioso en honor a San Ronan. Poco a poco, el poblado fue creciendo en todo sentido gracias a su influencia comercial y su potencial industria textil. Incluso, en el siglo XVI se convirtió en un referente mundial en la fabricación de velas marineras, tiempo durante el cual se sofisticaron las construcciones sin tener que deshacerse del bretón. Por tal motivo, en la actualidad muchas de las casas se conservan con su granito intacto de esas épocas doradas.

Las costumbres y tradiciones francesas permanecen, que en su momento fueron las que hicieron destacar a este poblado entre los demás. Tal es el caso de la romería La Grand Troménie que se edificó en honor a su santo predilecto que se conmemora cada 6 años. En el sitio puedes alquilar una bicicleta y dar un recorrido por el casco histórico y asombrarte con la increíble iglesia de Notre-Dame de Bonne-Nouvelle, en cuyo interior se encuentra una fuente espectacular.

5. Gordes, uno de los pueblos de Francia para visitar

Gordes

Ubicado en el centro de La Provenza, Gordes es un pueblo ideal para admirar las antiguas abadías, en especial la de Sénanque que se encuentra bordeada por extensos campos de lavanda. Además, visitar los molinos de agua y una gran cantidad de casas repletas de historia en su interior. Por otro lado, este pueblo es el comienzo de una ruta en la que podrás descubrir otros pueblos increíbles de la región del Rosellón, en el que se encuentra el sendero del Colorado Provenzal.

Destaca también por su belleza gracias a la mezcla entre lo rupestre y lo rural, con un toque bon vivant en su haber. Gracias a esto han podido permanecer en lo más alto de los sitios turísticos más concurridos, acompañado de un castillo imponente y una gran chimenea.

6. Conques, entre los pueblos de Francia bonitos

Conques

Si no sabes qué pueblos visitar en Francia, Conques es una de las principales opciones que debes considerar. En esencia, es uno de los más conocidos ubicado en el Camino de Santiago francés. Esta villa se diferencia por su gran historia, la abadía de Santa Fe y que se encuentra emplazada de forma natural. Además, la arquitectura de sus casas es otro deslumbrante atractivo que posee acompañado de un encanto medieval. Como dato curioso, destaca por haber sido el escenario del live-action de La Bella y la Bestia.

7. Riquewihr

Riquewihr

Riquewihr es el típico pueblo de cuento de hadas con casas llenas de colores llena de una gran actividad en su día a día. Es una de las localidades más idílicas de Alsacia, en especial por su magia, encanto de sus calles y rincones. No obstante, lo verdaderamente especial está en la calidad de la experiencia que le ofrece al turista en su vista a la muralla medieval, repleta de torres, tiendas de suvenires y muchos lugares llenos de historia.

8. Cordes-sur-Ciel

Cordes Sur Ciel

En lo más alto de una colina en la región de Tarn, se encuentra ubicado Cordes-sur-Ciel, un poblado de estilo medieval que atrapa todas las miradas. Es también una asombrosa bastida albigense que alberga un patrimonio gótico sin igual. Por otro lado, el casco histórico deslumbra más que nada por su peculiar forma circular, acompañada de una triple muralla a su alrededor.

9. La Roque-Gageac, entre los pueblos más lindos de Francia

La Roque Gageac pueblos más lindos de Francia

Revestida por un acantilado, La Roque-Gageac se impone ante las aguas del río Dordoña por donde transcurren muchas lanchas. Es parte de las 156 poblaciones que gozan del título de Les Plus Beaux Villages de France, que significa los «pueblos más bellos de Francia».

Se trata de un reconocimiento que se otorga a las localidades que poseen menos de 2 000 habitantes, que deben contar con un excelente atractivo visual y un patrimonio histórico. A esto se le suma una estricta política municipal que prohíbe la construcción de nuevas obras, de manera que pueden conservar las edificaciones de épocas pasadas.

10. Roussillon, uno de los históricos pueblos de Francia

Rousillon

Lo que más destaca de este pueblo de Francia es su histórico casco antiguo, conformado principalmente por sus callejuelas llenas de colores. Uno de los sitios más emblemáticos de la villa es la Calzada de los Gigantes, donde generalmente se pueden hacer recorridos para pasar el día.

En este punto, disfrutarás de increíbles vistas del parque natural de Luberon, el cual tiene un enorme parentesco al Gran Cañón de Colorado. Es por ese motivo que a Roussillon también se le conoce como Colorado Provenzal.

11. Dinan, uno de los pueblos que ver en Francia

Dinan

Muchas veces, el poblado de Dinac pierde encanto y atractivo por su proximidad a Saint-Malo y al Mont Saint-Michel, los cuales se llevan todas las miradas. No obstante, es una localidad cuyo estilo es netamente medieval, un aspecto que resalta en la calle de Jerzual. Es una vía inclinada que une el río Rance con el casco antiguo, dejando en el camino muchas casas de piedra y pizarra.

Gran parte de los turistas que lo visitan lo describen como un viaje en el tiempo, el cual da inicio con sus más de 3 kilómetros de muralla. Posee también una iglesia, Saint-Sauveaur, a la cual es posible acceder. También, dispone de un crucero fluvial que ofrece miradores excelentes de este maravilloso enclave natural.

12. Beynac-et-Cazenac, entre los pueblos de Francia imprescindible de visitar

Beynac et Cazenac

Entre las localidades más resaltantes que se encuentran a la orilla del río Dordoña, Beynac-et-Cazenac es una de las más destacadas. En esencia, es uno de los pueblos de Francia más idílicos, conformado por un imponente castillo en las alturas y un puerto en las orillas. Se trata del lugar perfecto donde se conservan los baluartes y callejuelas, dando como resultado una villa inigualable entre la variedad.

13. Barfleur

Barfleur

Barfleur es uno de los pueblos al norte de Francia que más encanto posee, cuyo principal atractivo es su puerto colorido. Cuenta con el faro de Gatteville, otro punto turístico al cual acuden muchos visitantes del pueblo. Puedes optar por subir los 365 peldaños y llegar a la cima de este grandioso faro para obtener unas vistas panorámicas increíbles de todo el poblado.

14. Mont Saint-Michel, de los pueblos más bonitos de Francia

Mont Saint Michel

Entre todos, el pueblo Mont Saint-Michel es uno de los más peculiares de todo el país. Cuenta con características únicas gracias a que está situado en un islote que, en función de la marea, si sube o baja, queda totalmente aislado del continente. Además de eso, es uno de los pueblos de Francia que dispone de una arquitectura histórica y una abadía muy representativa.

15. Najac, de los pueblos del sur de Francia

Najac pueblos del sur de Francia

Por último en este recorrido, pero no menos importante, tenemos la histórica y antigua bastida de Najac. Data del siglo XIII y se impone sobre una larga cresta llena de rocas. En un extremo se ubica el castillo, mientras que en los pies, las orillas del río Aveyron.

¿Qué te han parecido estos pueblos de Francia? Por supuesto que hay muchos más, pero entre todos, la lista que te dejamos anteriormente son los que más destacan. Si conoces algún otro que sea digno de mencionar, ¡déjanoslo en los comentarios!

Descubre mucho más de Francia:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.