A veces los monumentos encierran mucho más que historia, arquitectura o simple belleza. Y precisamente ese algo más es lo que muchos turistas van buscando cuando eligen un destino turístico que quizás no es tan comercial, pero que ofrece sensaciones y experiencias que posiblemente otro lugar no transmite. En El Viajero Feliz amamos la sensación de estar en sitios que rebosan misterio e historia, tal como lo es el castillo de Loarre en Huesca, España.

Las leyendas y hasta los fantasmas son un atractivo excitante que muchos viajeros conocen bien y saben apreciar. ¿Eres uno de ellos? Esperamos que la respuesta sea sí, porque en este artículo hablaremos del misterio que esconde el castillo de Loarre y cómo visitarlo. ¿Vienes a descubrirlo?

Historia del castillo de Loarre en Huesca

Castillo en Huesca

El castillo de Loarre se erigió en el siglo XI y se cree que su construcción tuvo el propósito de servir como avanzadilla fronteriza, desde la que organizaron los ataques contra la localidad de Bolea. Por esta razón, su diseño y ubicación tiene un fuerte aire militar.

¿Quién construyó el castillo de Loarre? Este sitio fue diseñado por orden del rey Sancho III. La forma que mantiene en la actualidad se realizó en 1071, durante el reinado de Sancho Ramírez. Por esta época también se terminó la iglesia. Aproximadamente en el año  1287 se construye el recinto amurallado.

Hay dos hechos históricos en torno al castillo de Loarre que vale la pena mencionar. Por un lado, este lugar perdió su carácter militar y mucha de su influencia tras el desalojo de los musulmanes de la comarca de La Hoya. Por otro lado, dejó su carácter monasterial luego de que Pedro I de Aragón, hijo de Sancho Ramírez, cambiara la cabeza de la congregación del monasterio de canónicas de San Agustín a Montearagón.

No obstante, desde el año 1906, este castillo ha sido declarado Monumento Nacional. Adicionalmente, cuenta con la distinción de Bien de Interés Cultural. Del mismo modo, se han hecho propuestas para que pueda ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Arquitectura del castillo de Loarre

Castillo de Loarre

Con un estilo románico del siglo XI, el Castillo de Loarre conserva su estructura arquitectónica original. Al llegar nos sobrecogen sus dimensiones, pues la vía de acceso es muy estrecha y al final se presenta esta inmensa fortaleza románica que se extiende por unos 10.000 metros de terreno protegido por murallas con torreones de defensa, como se usaban allá por los siglos XI–XIII.

Tanto el exterior como el interior se encuentran en perfecto estado de conservación: toda una joya de la historia española por la que han pasado numerosos personajes ilustres, contiendas y amores.

Una vez dentro nos sorprende la empinada escalinata de piedra cubierta por una bóveda. Sin duda, esta le aporta ese toque de suspense que aumenta progresivamente al acceder a las siguientes dependencias del castillo.

Del castillo de Loarre por dentro destaca la capilla, una pequeña iglesia; la cripta, donde se daba sepultura; las mazmorras, donde encarcelaban a los intrusos, agresores o simplemente a personas incómodas; las torres, que eran las atalayas del fuerte que controlaban y advertían de los ataques; los patios y salas.

Durante todo el recorrido por el interior del castillo de Loarre se alternan espacios iluminados y otros lúgubres y oscuros, debido a que en el castillo no hay luz eléctrica, que de algún modo te condiciona o predispone a estar más alerta o ser más perceptivo.

Lo cierto es que es común oír decir a los visitantes que se sienten acompañados, y no por el resto del grupo, sino más bien de una presencia que según la zona les trasmite dolor o incluso pena, y que en la cripta casi te sujeta no dejándote avanzar. ¡Escalofriante!

Curiosidades del castillo de Loarre

castillo sobre piedra caliza en Huesca

Películas rodadas en el castillo de Loarre

El castillo de Loarre ha servido como set para la grabación de diversas películas a lo largo de los años. En ese sentido, fue escenario de Valentina (1982) protagonizada por Jorge Sanz y Anthony Quinn. También allí en el castillo de Loarre se grabó parte de El reino de los cielos (2005), cuyos protagonistas fueron Orlando Bloom, Eva Green, Liam Neeson y Jeremy Irons.

Otro film que usó su interior y exterior como escenografía fue Miguel y William (2006). También se grabó el show de televisión La noche de los castillos de TVE (1994), así como la serie televisiva El ministerio del tiempo (2015-2020).

Espíritus y voces en el castillo

¿Sabías que algunos visitantes aseguran ser testigos de voces y pasos en las mazmorras o en la capilla? ¡Algunos hasta afirman ver visiones! Estas son las emociones que puedes vivir o sentir en este viaje.

Se dice que deambula por el castillo el espíritu de la abadesa Doña Violante de Luna. Ella quedó atrapada en las mazmorras del castillo intentando defender la causa de su amado, su primo Antón de Luna, que la llevó primero a la excomunión por parte de su tío el Papa Benedicto XIII y después a liderar la oposición al sucesor de la Corona de Aragón en su nombre.

En el interior de la Torre del Homenaje, se ha visto en más de una ocasión la figura blanquecina de una señora a la que han bautizado como la Dama Blanca. ¿Será Doña Violante?

¿Este castillo alberga los restos del Conde Don Julián?

El Conde Don Julián fue un noble visigodo que con su traición facilitó la invasión musulmana a la Península Ibérica. Al día de hoy se sigue hablando de este personaje histórico como el mayor traidor de la historia. Y se cree que tras su fallecimiento sus restos fueron enterrados en el castillo, específicamente en la entrada de la iglesia, para que todos lo pisotearan.

Imagen de tres monos

Otra de las curiosidades de este castillo es que en su interior se encuentra una columna con tres monos tallados. De esta forma, hay uno tapándose los ojos, otro la boca y otro los oídos. En conjunto, significan que no se puede hablar, comentar o dar alguna palabra sobre lo que sucedía en el castillo. De hacerlo, la persona podría ser condenada a pena de muerte.

Visitas al castillo de Loarre

Exterior del castillo de Loarre

Ubicación del castillo de Loarre

El castillo de Loarre se ubica en la localidad de Loarre, provincia de Huesca, en el norte de España. Sobre un promontorio de piedra caliza encontramos este misterioso y asombroso lugar.

Cómo ir al castillo de Loarre

Para llegar hasta el castillo de Loarre, lo primero que tienes que hacer es ir a la ciudad de Huesca. Existen varias formas de hacerlo:

  • En avión: a su aeropuerto llegan vuelos chárter de agencias de viajes o entidades privadas.
  • En tren: hay unas cinco frecuencias diarias entre Huesca y Zaragoza.
  • Vehículo particular: tomando las autovía A23 desde Zaragoza o la autovía desde Barcelona.

Una vez que te encuentres en la ciudad, tendrás que acceder por la A-132 al oeste de Huesca dirección Ayerbe hasta llegar al desvío hacia Loarre. El camino está señalizado y hay un sitio donde puedes aparcar, ubicado a unos 100 metros del castillo. A tu llegada, puedes sumarte a las visitas guiadas del castillo de Loarre.

Horarios

Puedes visitar este castillo todos los días entre las 11:00 y las 17:30. A excepción de los días lunes, puentes o festivos. Para tener más información sobre el castillo de Loarre y los horarios de visita puedes ingresar a su web oficial.

Precio de entrada

¿Cuánto cuesta la entrada al castillo de Loarre? Hay distintos precios que dependen de si harás una visita por tu cuenta o quieres contar con una guía experta.

  • General: La entrada regular cuesta 6 euros o hay una opción por 8 euros, si deseas una visita guiada.
  • Estudiantes, grupo de más de 20 personas y jubilados: Deben pagar 5,50 euros o 7 euros con visita guiada.
  • Grupos escolares y niños con edades comprendidas entre los 6 y 16 años: Pagan 4,50 euros o 6 euros con visita guiada.
  • Los niños menores de 6 años tienen entrada gratuita.

¿Qué ver cerca del castillo de Loarre?

Los Mallos de Riglos

1. Los Mallos de Riglos

A 20 minutos en coche desde el castillo de Loarre se hallan los Mallos de Riglos. Se trata de unas excepcionales formaciones rocosas de hasta 300 metros de altura. ¡Son un espectáculo que vale la pena ver al menos una vez en la vida! Su forma fue provocada por la erosión del agua y tienen alrededor de 65 millones de años. ¡No te pierdas este fenómeno tan sublime de la naturaleza!

2. Ermita Santa Marina

Otro de los sitios que ver en los alrededores del castillo de Lorre es la Ermita Santa Marina (está a aproximadamente 8 kilómetros). Esta ermita es bastante concurrida y tiene una arquitectura hermosa. Además, tendrás un vista de todo el panorama espectacular. Algo que destaca es que en los alrededores durante los meses de abril y mayo se pueden hallar hasta seis especies diferentes de orquídeas.

3. Pueblo de Loarre

Puedes aprovechar tu viaje para darle un vistazo al pueblo de Loarre. Está ubicado a 27 km al noroeste de Huesca en la carretera A-1206 entre Bolea y Ayerbe. En esta localidad existen varios monumentos que puedes anotar en tu itinerario. Entre ellos destacan los siguientes: iglesia parroquial de San Esteban que data del siglo XVI, Ermita de San Juan, la Fuente de tres caños del siglo XVI y la Ermita de Santa Águeda del siglo XII.

Para ti:

4. Torre de San Pedro

Este edificio es del siglo XII y fue declarado Monumento Arquitectónico-Artístico el 14 de julio de 1924. Está en las cercanías del castillo de Loarre. En su interior, lo que más llama la atención son los restos de un calvario, del que se conserva la parte superior del Cristo y de San Juan. ¡Visítala!

¡Ya sabes dónde está el castillo de Loarre, así que no tienes excusas para dejar de conocerlo! ¿Estás preparado para vivir esta aventura? Nos encantaría leerte en los comentarios.

Descubre más de España:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.