Vota el post!

Hay quién dice que no se ha viajado hasta que se ha ido en tren por otros países, y está en lo cierto. Un viaje de este tipo es único tanto en calidad viajera como humana. Hace una década, era habitual que los veinteañeros hicieran el ya obsoleto interrail para conocer varios países europeos por poco dinero. La realidad actual es que viajar en tren por Europa es una alternativa barata e interesante en la que vivirás experiencias – unas mejores que otras – y te pondrás a prueba mucho más de lo que lo harías empleando el avión como medio de transporte. Esta guía para viajar en tren por Europa surge con la idea de facilitarte las cosas en el viaje que estás planeando y, ¿Por qué no? De tranquilizarte. ¡Te lo vas a pasar bomba!

¿Cuáles son las principales compañías?
Guía para viajar en tren por Europa

Una vez que se sale de la península ibérica, donde te recomendamos que empieces, Renfe pasa a la historia. SNCF puede que os suene porque es la principal ferroviaria en Francia. Sin embargo, no te la recomendamos más allá de Mónaco o Suiza porque suele ser bastante cara. Para viajar por Bélgica y Países Bajos es una buena opción SNCB. Te recomendamos HC en Croacia o CD en República Checa. Desde este último así como desde otros como Eslovaquia o Hungría es mucho más económico viajar a Croacia, Austria o Alemania. El hecho de que los billetes sean de ida y vuelta en la mayor parte de los casos – sino salen más caros -, hace posible que compremos los billetes en los países más económicos con el subsiguiente ahorro que esto conlleva. Esta es la lista completa de compañías de trenes en Europa.

Los trenes en Europa y la vuelta abierta

Los servicios ferroviarios en los países europeos son muy curiosos – y diferentes – a los que hay en los países mediterráneos europeos. En centro Europa, Alemania y Polonia así como Europa del Este, lo habitual es que un billete sencillo no compense debido a que cuesta poco menos que un pasaje de ida y vuelta. Es por esto que, por defecto, suelan dar a los viajeros billetes completos.

Guía para viajar en tren por Europa

Otra particularidad que es bastante interesante es que los trenes suelen tener la ida para el día indicado pero la vuelta está abierta. Es decir, si cogemos un tren para un viernes 5 de Octubre con billete de ida y vuelta, podremos tomar cualquier servicio de vuelta dentro de un periodo determinado – en Hungría es un mes o en Austria son 7 días. Esto nos lleva al siguiente apartado; la reserva de asiento.

Qué es la reserva de asiento

Teniendo en cuenta lo anterior es lógico que no se pueda reservar asiento con antelación, ya que puedes tomar cualquier tren dentro de un período de tiempo. Hasta ahora muchos no hemos tenido problemas para tener asiento propio en los trenes, pero lo cierto es que resulta bastante incómodo en el caso de los nocturnos. La reserva tiene un coste de 5 euros por trayecto. ¿Te vale la pena?

Tren diurno versus nocturno

img43

Casi todos los trenes europeos cuentan con servicios nocturnos. Es una opción low cost para quienes quieran ahorrarse una noche de alojamiento y una alternativa menos barata si se reserva litera. En cualquier caso, la variedad de opciones permite planificar un viaje más ajustado al presupuesto.

Planificar un viaje en tren por Europa puede ser muy fácil. De hecho, improvisar también puede ser maravilloso para hacer de nuestras vacaciones una experiencia inolvidable. ¿Te han gustado nuestros consejos para viajar en tren por Europa? Entonces comparte y opina y, ¿Por qué no? Descubre cómo conseguir que nada te impida viajar.